jueves, 5 de marzo de 2015

Entrevista con Gedaliah Afterman y Wei Xing. Plataforma de Arte Contemporáneo de Pekín, Yellow Mountain.

En la inauguración de la exposición "The Future is the Past. In Search of a Chinese Portrait" celebrada en Viena, tuve la oportunidad de entrevistar al manager de Yellow Mountain Gedaliah Afterman y al comisario de la exposición, Wei Xing, con quienes pude hablar sobre el discurso expositivo de la misma y los futuros planes de la plataforma.

¿Qué nos puedes contar sobre Yellow Mountain?
 Gedaliah Afterman: Estábamos interesados en crear un proyecto artístico en China y a través de unos conocidos fui presentado a Wei Xing. Pronto empezamos a hablar sobre las ideas y cómo podríamos colaborar juntos. A los dos nos interesan los artistas jóvenes y no sólo queríamos crear una colección, sino también hacer actividades culturales. Queríamos hacer exposiciones en Europa, actividades interculturales, programas de residencia y trabajar con artistas jóvenes de China e Israel.

¿Por qué Viena para vuestra primera exposición en Europa?
G.A: Uno de nuestros socios trabaja en Viena y nos proporcionó los contactos para encontrar lugares expositivos. Queremos ver que tal sale este primer contacto con Europa y quizá en un futuro poder realizar dos exposiciones al año, quizá una en Europa y otra en China. Además para el 2015 ya vamos a poner en marcha el programa de residencia de artistas en Pekín.

¿Cuál es el concepto de la exposición?
Wei Xing: Al principio cuando ya sabíamos que íbamos a hacer la exposición en Viena, empezamos a barajar diferentes ideas de que tema y que artistas deberían estar presentes.
G.A: Así que pensamos en hacer una introducción al arte contemporáneo chino para la audiencia de Viena ya que éramos conscientes de que el arte chino es bastante desconocido aquí.
W.X: Nos interesaba el tema de la identidad y el retrato y hacer una introducción del arte contemporáneo chino en Viena. Esta exposición tiene que ver también en cierto sentido con la historia. El mismo título The Future is the Past alude a este concepto de historia, todo está conectado. Es como en el Budismo que cree en la reencarnación, en el ciclo de la vida. La historia en China es muy larga y siempre está presente en nuestra vida actual y lo estará también en nuestro futuro.

Durante el proceso de creación de la exposición, ¿pensasteis en qué tipo de público vendría a visitarla? ¿Pensasteis que los visitantes de Viena podrían ser diferentes a los de China?
W.X: No, seguimos el mismo criterio. No pienso en que tipo de visitantes vendrá.
G.A: Aunque sí que nos interesaba tener un público joven.
Cuando seleccionas a los artistas, ¿sigues algún tipo de criterio curatorial?
W.X: En mi opinión el panorama del mundo del arte actual es muy “seco”, muy frío. Nos basamos en el criterio de los textos, en la teoría. Así que el criterio que yo aplico es que el artista crea realmente en su obra y en sí mismo. Creo que es importante que el artista quiera dar a conocer algo al mundo, algo en lo que realmente crea. Por supuesto la calidad es importante pero como el artista sienta su obra es más importante para mí. Cada pieza de arte refleja el propio mundo del artista y el curador tiene que crear un contexto único que conecte todas las obras.

¿Qué hito importante destacarías en tu carrera como comisario?
W.X: Yo mismo era artista, era diseñador, pero en cierto modo todo aquello me aburría, así que decidí que quería estudiar Historia del Arte, me encontré más cómodo en lo relativo a las teorías y así es como me convertí en comisario. En realidad creo que un comisario es como un artista conceptual, trabajando con conceptos e ideas. El comisario debe trabajar en dos direcciones, en primer lugar buscando espacios y financiación, en temas de logística y en segundo lugar en la selección de artistas e ideas, buscando nuevos contextos y dotando de un nuevo significado a las obras. Y esta segunda parte es la que yopersonalmente más disfruto.

¿Cuál es tu opinión sobre como el mundo del arte se está desarrollando en China en cuanto a los profesionales del sector, las instituciones, galerías y subastas?
W.X: Hace un par de décadas el la escena del arte contemporáneo se concentraba en Pekín y Shanghai principalmente. En la actualidad otras ciudades como Chengdu, Chongqing,  Qingdao, Shengyang y Hangzhou destacan también en la escena en China. El mercado de las subastas también está creciendo. Hace unos meses Christie´s y Sotheby´s obtuvieron la licencia en China para vender arte contemporáneo. Y en ciudades como Pekín  hay cientos de galerías y grupos de artistas que viven en comunidades trabajando juntos. Así que se puede decir que el arte contemporáneo en China está floreciendo.

¿Crees que el arte indio y el arte del sudeste asiático serán el centro de interés de coleccionistas y aficionados al arte en el futuro?
W.X: Por supuesto que Tailandia, Indonesia e India están en el foco de atención internacional, y en el nuestro también (Yellow Mountain). En países como Pakistán, Malasia, Vietnam e incluso Irán hay escenas de arte muy interesantes. Pero eso no significa que China deje de ser atractiva, no es una cosa o la otra. Además China es una potencia política, económica y cultural en la zona y de ahí que su arte tenga tanta relevancia a nivel internacional.

Autora: Paola Pérez Masedo

Agradecimientos a Gedaliah Afterman y Wei Xin por su tiempo.

0 comentarios:

Publicar un comentario