domingo, 8 de marzo de 2015

“The Future is the Past. In Search of a Chinese Portrait ", una reseña.


Huang Min. “The Landscape Series” 2005
Huang Min. “The Landscape Series” 2005


“Para poder ser uno mismo, la gente no solo debería aceptar el caos detrás de las cosas y la fuerza para volver a empezar, pero también todos aquellos aspectos que no pueden cambiar del pasado; deberían aceptar la situación en la que todo es incontrolable y en la que siempre habrá consecuencias por sus actos.”1

 “The Future is the Past. In Search of a Chinese Portrait” es una de las exposiciones temporales presentadas en Viena con motivo de la Vienna Art Week. Con el retrato como tema principal, muestra la evolución de este género en China y las múltiples facetas de la identidad humana vista a través de los ojos de sus artistas.

Comisariada por Wei Xing ( 魏星) la muestra recoge la obra de 19 artistas chinos de diferentes generaciones, desde aquellos nacidos en las décadas de los 50 y 60, pioneros del arte contemporáneo en China hasta la generación de los 80, todavía inmadura pero de ideas muy frescas. La colección que ha traído a Viena la plataforma de arte contemporáneo de Pekín Yellow Mountainno sólo es heterogénea en lo que respecta a las edades de los artistas, sino también en las técnicas artísticas. Encontramos óleo sobre tela, instalaciones, vídeo y escultura en obras que datan desde los 80 hasta el 2013.

La exposición comienza con “To the 21st Century. China Action: Performance art in the 80´s and the 90´s in China” el archivo documental de Wen Pulin (温普林) fundamental para comprender los primeros pasos de la “performance” en China en el contexto social y político de los 80 y 90.  Artista, escritor, director de cine y crítico independiente, Wen Pulin filmó varias de las más conocidas “performances” de artistas como Zhang Huang y el grupo del “East Village” de Pekín, “The Big Earthquake “de 1988 y la exposición “Avant-Garde” de 1989 clausurada a las pocas horas de su inauguración después de que la artista Xiao Lu disparase contra su propia obra.

Otro artista del vídeo que destaca en la exposición es Miao Xiaochun (缪晓春),conocido por sus destrezas técnicas a la hora de crear su universo audiovisual. En su mundo figuras humanas en 3-D, autorretrato del artista, se mezclan en diferentes atmósferas a veces bellas y otras veces perturbadoras; en situaciones extrañas, intensas y seductoras. Las figuras  flotan al ritmo de la música, rodeadas de referencias visuales inspiradas en grandes maestros de la pintura europea como Goya, Brueghel el viejo y el Bosco.

El artista más joven de esta exposición es Zhang Wenrong (张文荣)quien nos sorprende con su vídeo “Territory” realizado a partir de cientos de dibujos en tinta china. La grabación comienza con el sonido penetrante del segundero de un reloj; un anciano se mira en el espejo perdido en sus memorias y estas nos conducen, a su vez, a un mundo onírico en el que se reflexiona sobre los ciclos de la vida y la muerte, del pasado y el futuro, de la destrucción y la creación, de la fuerza y la debilidad.

En su corta trayectoria artística el grupo No Survivors ( 无人生还小组) formado por Wang Yang y Zong Ning, ya se plantean en clave de humor en su vídeo “No survivors was interviewed while participating in the Venice Biennale” cuestiones como la internacionalización, la popularidad y la falsa humildad de artistas que han alcanzado la fama. En propias palabras de No Survivors, “ no estamos seguros de si ser famosos será en el futuro como mostramos en el vídeo, al igual que no podemos prometer que nosotros mismos seamos artistas famosos en el futuro”.2

La sociedad China, su apertura económica y occidentalización son temas recurrentes en la obra de varios de los artistas de la exposición. Huang Min (黄敏) utiliza el paisaje tradicional chino como fondo para retratar a rostros populares, desde los artistas que mal viven en los suburbios de Pekín, a constructores, obreros y vendedores de puestos callejeros. Ma Jun (马军), por otro lado,se decanta en sus esculturas por el tema de la evolución política y socio-económica de China. Y por último, Guo Wei (郭伟) se interesa por el tema de la occidentalización de la sociedad china y la asimilación de tendencias culturales por parte de las nuevas generaciones. Sus esculturas de madera en dos dimensiones pintadas al óleo, son retratos de jóvenes vestidos a la moda,  perdidos en sus pensamientos y gritando al mundo su frustración.

En un aspecto quizá más psicológico del retrato destacan Li Zhanyang(李占洋), Cai Weidong (蔡卫东), Chen Guang  (尘光), Ren Bo (任波) y Wu Jianjun (吴建军). La representación escultórica de escenas de la vida cotidiana, la distorsión y alteración física de retratos fotográficos, la disolución de los colores y las formas en el espacio, el empleo de la imagen en negativo y el retrato de espaldas son los medios que utilizan estos artistas para manifestar sus miedos, la sensación de soledad, el aislamiento y las preocupaciones vitales.

El tema de la historia de China no destaca en la exposición, pero dos de los artistas reflexionan sobre dos momentos históricos destacados; la Larga Marcha que siguió el Ejército Rojo por el interior del país entre 1934 y 1935 y el Juicio de la viuda de Mao, Jiang Qing en 1980. Entre 2002 y 2005 Qin Ga (琴嘎) recorrió el mismo camino que años atrás siguieran los soldados de Mao en la Larga Marcha, realizando un tatuaje en su espalda con el mapa de China y ampliándolo en cada lugar destacado al que llegaba. El artista se sirve de la “miniaturización” para reflexionar sobre el acontecimiento histórico y hacerlo suyo. Lou Shenyi (娄申义) retrata el Juicio de la viuda de Mao quien, junto con otros tres miembros conocidos como la Banda de los Cuatro, fue acusada de crímenes contra el PCCh.

Qin Ga. “The Miniature Long March” 2002-2005. En
Qin Ga. "The Miniature Long March"2002-2005
                                  


En la inauguración de la exposición el pasado 20 de noviembre, el artista Wang Yiqiong (王逸琼) realizó una performance en directo, en la que los asistentes pudieron echar el humo de sus cigarros a la cara de una reproducción barata del busto de la Venus de Milo e incluso besarla dejando así las marcas marrones de sus labios sobre ella. Esta obra pretende ser una metáfora de la asfixiante contaminación que sufren las grandes urbes chinas y que diariamente deben afrontar miles de ciudadanos.

En un ejemplo de “Landart” y de la relación del hombre con la tierra, Wan Gang (王刚) nos presenta su obra “The Earth Relief”. Más de cincomil personas participaron en esta acción, caminando entre noventa caras de cien metros cuadrados cada una que habían sido esculpidas en el suelo. Con el paso de los años estos relieves fueron cubiertos por la vegetación, simbolizando así el ciclo de la vida y la vuelta a la naturaleza del ser humano.


De izqda. A dcha. Wang Yang ( No survivors), Ma Jun, Qin Ga y Zong Ning ( No Survivors)                             De izqda. A dcha. Wang Yang (No Survivors), Ma Jun, Qin Ga y Zong Ning (No Survivors)



Autora: Paola Pérez Masedo

Créditos fotográficos:
Todas las fotografías pertenecen a http://www.yellowmountain.hk/

Notas:
1. Yellow Mountain Contemporary Art. The Future is the Past. In Search of a Chinese Portrait [Catálogo], 2014, 30-31.
2.Yellow Mountain Contemporary Art. The Future is the Past. In Search of a Chinese Portrait [Catálogo], 2014, 52-53.

Traducciones del inglés al español de la autora.

The Future is the Past. In Search of a Chinese Portrait
Del 20 de Noviembre al 10 de Diciembre 2014
Capistrangasse 10, 1060
Viena.

jueves, 5 de marzo de 2015

Entrevista con Gedaliah Afterman y Wei Xing. Plataforma de Arte Contemporáneo de Pekín, Yellow Mountain.

En la inauguración de la exposición "The Future is the Past. In Search of a Chinese Portrait" celebrada en Viena, tuve la oportunidad de entrevistar al manager de Yellow Mountain Gedaliah Afterman y al comisario de la exposición, Wei Xing, con quienes pude hablar sobre el discurso expositivo de la misma y los futuros planes de la plataforma.

¿Qué nos puedes contar sobre Yellow Mountain?
 Gedaliah Afterman: Estábamos interesados en crear un proyecto artístico en China y a través de unos conocidos fui presentado a Wei Xing. Pronto empezamos a hablar sobre las ideas y cómo podríamos colaborar juntos. A los dos nos interesan los artistas jóvenes y no sólo queríamos crear una colección, sino también hacer actividades culturales. Queríamos hacer exposiciones en Europa, actividades interculturales, programas de residencia y trabajar con artistas jóvenes de China e Israel.

¿Por qué Viena para vuestra primera exposición en Europa?
G.A: Uno de nuestros socios trabaja en Viena y nos proporcionó los contactos para encontrar lugares expositivos. Queremos ver que tal sale este primer contacto con Europa y quizá en un futuro poder realizar dos exposiciones al año, quizá una en Europa y otra en China. Además para el 2015 ya vamos a poner en marcha el programa de residencia de artistas en Pekín.

¿Cuál es el concepto de la exposición?
Wei Xing: Al principio cuando ya sabíamos que íbamos a hacer la exposición en Viena, empezamos a barajar diferentes ideas de que tema y que artistas deberían estar presentes.
G.A: Así que pensamos en hacer una introducción al arte contemporáneo chino para la audiencia de Viena ya que éramos conscientes de que el arte chino es bastante desconocido aquí.
W.X: Nos interesaba el tema de la identidad y el retrato y hacer una introducción del arte contemporáneo chino en Viena. Esta exposición tiene que ver también en cierto sentido con la historia. El mismo título The Future is the Past alude a este concepto de historia, todo está conectado. Es como en el Budismo que cree en la reencarnación, en el ciclo de la vida. La historia en China es muy larga y siempre está presente en nuestra vida actual y lo estará también en nuestro futuro.

Durante el proceso de creación de la exposición, ¿pensasteis en qué tipo de público vendría a visitarla? ¿Pensasteis que los visitantes de Viena podrían ser diferentes a los de China?
W.X: No, seguimos el mismo criterio. No pienso en que tipo de visitantes vendrá.
G.A: Aunque sí que nos interesaba tener un público joven.
Cuando seleccionas a los artistas, ¿sigues algún tipo de criterio curatorial?
W.X: En mi opinión el panorama del mundo del arte actual es muy “seco”, muy frío. Nos basamos en el criterio de los textos, en la teoría. Así que el criterio que yo aplico es que el artista crea realmente en su obra y en sí mismo. Creo que es importante que el artista quiera dar a conocer algo al mundo, algo en lo que realmente crea. Por supuesto la calidad es importante pero como el artista sienta su obra es más importante para mí. Cada pieza de arte refleja el propio mundo del artista y el curador tiene que crear un contexto único que conecte todas las obras.

¿Qué hito importante destacarías en tu carrera como comisario?
W.X: Yo mismo era artista, era diseñador, pero en cierto modo todo aquello me aburría, así que decidí que quería estudiar Historia del Arte, me encontré más cómodo en lo relativo a las teorías y así es como me convertí en comisario. En realidad creo que un comisario es como un artista conceptual, trabajando con conceptos e ideas. El comisario debe trabajar en dos direcciones, en primer lugar buscando espacios y financiación, en temas de logística y en segundo lugar en la selección de artistas e ideas, buscando nuevos contextos y dotando de un nuevo significado a las obras. Y esta segunda parte es la que yopersonalmente más disfruto.

¿Cuál es tu opinión sobre como el mundo del arte se está desarrollando en China en cuanto a los profesionales del sector, las instituciones, galerías y subastas?
W.X: Hace un par de décadas el la escena del arte contemporáneo se concentraba en Pekín y Shanghai principalmente. En la actualidad otras ciudades como Chengdu, Chongqing,  Qingdao, Shengyang y Hangzhou destacan también en la escena en China. El mercado de las subastas también está creciendo. Hace unos meses Christie´s y Sotheby´s obtuvieron la licencia en China para vender arte contemporáneo. Y en ciudades como Pekín  hay cientos de galerías y grupos de artistas que viven en comunidades trabajando juntos. Así que se puede decir que el arte contemporáneo en China está floreciendo.

¿Crees que el arte indio y el arte del sudeste asiático serán el centro de interés de coleccionistas y aficionados al arte en el futuro?
W.X: Por supuesto que Tailandia, Indonesia e India están en el foco de atención internacional, y en el nuestro también (Yellow Mountain). En países como Pakistán, Malasia, Vietnam e incluso Irán hay escenas de arte muy interesantes. Pero eso no significa que China deje de ser atractiva, no es una cosa o la otra. Además China es una potencia política, económica y cultural en la zona y de ahí que su arte tenga tanta relevancia a nivel internacional.

Autora: Paola Pérez Masedo

Agradecimientos a Gedaliah Afterman y Wei Xin por su tiempo.