viernes, 15 de marzo de 2013

Enjyo Kosai

Una tarde en Tokyo, saliendo de la estación de metro de Shinjuku abrumado por una masa de gente de la que sólo una metrópolis asiática puede presumir (no en balde por dicha estación cada día pasan de dos a tres millones de viajeros), me llamaron la atención unos cartelitos y libretas pegados en las farolas de la calle. Curioso, agarré un par de ellas para echarles un vistazo. Mientras las cogía y caminaba noté como algunas personas me miraban con curiosidad (algo nada raro para un occidental en Asia, por otro lado) cuando, al abrirlas y fijarme me quedé helado. Cada página contenía las fotos en uniforme escolar de una señorita en edad adolescente o poco mayor, casi siempre vestida con el célebre sera fuku, el uniforme estilo Sailor Moon que llevan la mayoría de las escolares japonesas.

Hasta aquí todo podría ser relativamente normal, siendo Japón un país obsesionado por la belleza infantil y adolescente, especialmente si es femenina, y en el que hasta hace no mucho era común e incluso legal vender books o vídeos nudistas de menores. Sin embargo, en la parte inferior de cada página aparecía un número de teléfono móvil, una dirección de e-mail y, en algunas, incluso un listado de tarifas y de tarjetas de crédito. La cosa quedaba clara. Esa fue mi primera (¡y única!) experiencia con el enjyo kosai, un fenómeno de los muchos tan bizarros que se pueden encontrar en las islas del sol naciente.

El término, en esencia, significa asistencia-compañía, pero qué incluye esa compañía y qué tipo de asistencia le procura a uno deja poco lugar a misterios.

Japón puede ser, fácilmente, uno de los lugares en los que la vida va más rápido. La infancia dura poco y la exposición a la vida adulta y el estrés, presión y clichés que unas sociedades tan uniformes y perfeccionistas pueden acarrear ejercen una gran presión que, en muchos casos, explota en la adolescencia. Muchas japonesas se sienten socialmente presionadas para encontrar la pareja ideal antes de los 25, una edad a la que buena parte de las mujeres occidentales aún no tienen una pareja seria. Por ello, las primeras experiencias sexuales de las niponas son, cada vez, más tempranas y la presión por ir a la moda en una sociedad tan vanguardista es, por su parte, mayor a medida que se avanza en edad.

A diferencia de los países del sudeste asiático, donde la mayoría de las chicas que ejercen la prostitución lo hacen como medio de subsistencia o porque no les queda otra opción, el fenómeno enjyo kosai procura a las escolares niponas efectivo para comprar nuevos teléfonos móviles, iPods, bolsos, videojuegos, pulseras, una motocicleta, dinero para viajar o ropa de marca. La cuestión es sencilla en un país en el que la industria del sexo genera el 1,3% del PIB y, teniendo en cuenta que Japón es la tercera economía mundial...

Para los ejecutivos nipones, que en la mayoría de los casos viven en una de las innumerables ciudades dormitorio que rodean la capital japonesa, hacerse por lo tanto con los contactos de estas jovencitas en la capital es tremendamente fácil. Existen además de las mencionadas libretas los famosos telekura, unos clubes telefónicos que sirven para concertar citas de todo tipo, inclusive para encontrar pareja, en las cuales este tipo de servicios han encontrado una nueva forma de salir al mercado. Al fin y al cabo, ¿qué chica japonesa de más de 13 años no tiene un móvil? Registrarse como usuaria para conseguir clientes es en exceso sencillo y los propietarios de dichos clubes tienen complicado poder hacer algo al respecto. Los hoteles del amor y los moteles abundan en una país donde, pese a la gran cantidad de habitantes y bloques de oficinas, los servicios de transporte a menudo dejan tirados en las principales ciudades a millares de trabajadores que no llegan a tiempo a coger el último metro o tren a casa. Por tanto, los lugares para consumar la cita, y nunca mejor dicho, no son difíciles de encontrar ya que, con frecuencia, es posible registrarse en muchos de ellos de forma anónima siempre y cuando se pague en efectivo por adelantado.

La acogida social es variada. Mientras que para algunos este es un medio de iniciar a la juventud en el sexo (¡cómo si no hubiera otras formas menos nocivas!) y de permitir que los torpes o quemados hombres de negocios de mediana edad alivien tensión, para otros es un claro problema social. Máxime cuando varias encuestas realizadas en los últimos diez años han arrojado el escandaloso dato de que entre un 6% y un 12% de las jóvenes estudiantes entre 12 y 18 años han ofrecido alguna vez este tipo de servicios. Sin embargo, como ocurre muchas veces en Japón, todo aquello que es embarazoso o susceptible de acarrear un estigma social, se barre debajo del tatami y procura no mencionarse. Y es que, al fin y al cabo, ojos que no ven...

De hecho, la propia legislación japonesa es bastante ambigua con respecto al tema. Mientras que la prostitución quedó oficialmente ilegalizada al concluir la ocupación militar americana (antes no, por supuesto), las salas de masaje de zonas como Kabukicho en Tokyo son célebres a nivel internacional, al igual que los bares que rodean las dos docenas de bases y campamentos que las fuerzas armadas estadounidenses mantienen en el archipiélago. Igualmente, mientras que en la mayoría de países desarrollados del planeta, incluidos vecinos de Japón como Corea del Sur o Taiwán, la mayoría de edad se alcanza a los 18, en Japón es a los 20. Y, sin embargo, la edad de consentimiento está fijada entre los 13 y los 17 (dependiendo de la prefectura) y de matrimonio en los 16, pese a que el artículo 177 del Código Penal determina que un niño es toda aquella persona menor de 18. No deja de ser curioso, ¿no?

Los argumentos para justificar este tipo de actividad se sostienen en la forma tan permisiva en que se ve el sexo en Japón y en los casi continuos estados de crisis identitaria y social que ha venido atravesando el país en las últimas décadas, siendo un lugar en el que los crímenes de índole sexual son harto comunes. Si bien a algunos extranjeros les choca ver las portadas del Interviú en los expositores de los quioscos españoles en plena calle, yo casi escupo el té que iba bebiendo cuando vi que las revistas y DVDs porno se vendían en todas las tiendas 7-Eleven y que, en muchos casos, su estante era el contiguo a las galletas y caramelos para los niños.

Sea como fuere, este tipo de relaciones son claramente voluntarias y las normas sobre qué hacer y cómo pagar quedan claras desde el principio entre ambas partes. No es una rareza que una chica de instituto tenga un sponsor mayor de 25 años que, en lugar de pagarle, la agasaje continuamente con regalos y caprichos.

Otro fenómeno habitual en los últimos años es el burusera o la venta de ropa interior usada (y a menudo sin lavar) de chicas jóvenes. Las tiendas (y, en su día, incluso máquinas expendedoras) que suministran este tipo de artículos a sus calenturientos clientes también disponen, entre otras cosas, de uniformes escolares (un fetiche muy recurrente por estos lares) e incluso muñecas hinchables con vello púbico real. En algunos casos, los primeros artículos incluso se venden con una foto de la anterior propietaria llevando puesta la prenda en cuestión.

Mientras que en la vecina Corea del Sur el culto y devoción a los idol groups de chicos y chicas jóvenes súper maquillados (y a veces operados) ha barrido y se ha exportado con enorme éxito al extranjero, este fenómeno arrancó en Japón ya una década antes y, en los últimos años, ha venido subiendo también un poco de tono. El archifamoso grupo de J-Pop AKB48, una banda formada por una treintena de chicas, ha vendido ya innumerables books y CDs con fotos en bañador y ropa interior de sus integrantes y, algunas de ellas, incluso han posado ya desnudas. La mayor de todas tiene 23, la más joven 14.

Evidentemente, en los sondeos hechos por la Asociación en Defensa de la Mujer de Japón el 68% de los padres japoneses encuestados se oponen radicalmente a semejante práctica y hasta el 52% mostraron temor o preocupación a que sus hijas la ejerciesen. Sin embargo, a medida que la juventud urbana en las grandes potencias asiáticas está más expuesta y fanatizada por la cultura pop de urbes como Tokyo o Seúl, el enjyo kosai se ha extendido, aunque en grado mucho menor, a países como Corea, Taiwán y China. Las leyes de estos países son, no obstante, mucho más tajantes al respecto.

Para los pocos periodistas que trataron con estas chicas, es insólito la normalidad con la que hacen su trabajo al terminar las clases y, al día siguiente, vuelven tranquilamente al colegio. El impacto psicológico a medio o largo plazo sobre ejercer la prostitución a semejantes edades aún no ha quedado claro en una sociedad tan pudorosa para algunas cosas (ese liberalismo para con lo sexual normalmente se acaba cuando se descubre que es la hija o hermana de uno la que está en el negocio).

Los fines de semana no suele haber clases en Japón, pero en los parques de la ciudad y en las áreas más transitadas de la capital, como Shinjuku o el cruce de Shibuya, ver a escolares en uniforme un sábado o un domingo por la tarde no suele ser extraño. Para algunas no es más que una forma de mostrar su estatus de estudiantes al salir con las amigas o un atuendo para denotar su juventud, casi convertido en disfraz fuera de las aulas. Para otras, sin embargo, es un reclamo.

Escrito por Ignacio M García-Galán 

martes, 12 de marzo de 2013

¿Cuándo estallará la burbuja inmobiliaria en China?

Burbuja china
Mientras que en España estamos todavía sufriendo nuestra propia crisis debido a las malas prácticas bancarias y a la especulación con la burbuja inmobiliaria, cuando gran cantidad de capitales que debian haberse destinado a la inversión y desarrollo se han desviado a la inversión en terrenos, ladrillo y olvidar las prebendas que estas prácticas llevaban aparejadas.

Desde hace varios años diversos estudios sobre el sector inmobiliario chino afirman que existe una crisis inmobiliaria en China, pero al igual que en España en el 2005 y en el 2006, viene el lobo pero no acaba de llegar, hasta que al final llegó. En China de momento no se ha presentado, pero el vaso se va llenando..., se deben tomar ya las medidas para ralentizar la subida de los precios de la vivienda, en cualquier momento puede producirse una crisis inmobiliaria de amplias magnitudes, afectando al crecimiento, tan necesario en China para apoyar la estabilidad política.

Existen diversos indicadores que fomentan estos estudios, por un lado los precios de la vivienda en ciudades como Beijing o Shanghái se han multiplicado por 23 en los últimos años mientras que los ingresos lo han sido por 8, por otro la falta de un mercado de inversión evolucionado, acorde a las posibilidades de los nuevos ricos chinos que faciliten otras posibilidades de inversión fuera de la inmobiliaria, con aceptables ganancia. La escasa oferta de propiedades de precio asequible para las pujantes clases medias, produce un efecto de reducción de la demanda y con ello un encarecimiento de la misma oferta, generando una subida artificial de las mismas, todo esto sumado a la complicidad entre autoridades locales y constructoras para convertir terrenos rurales en urbanos.
El no acceso a la vivienda en un país en el que más del 50% de la población ya vive en ciudades (+ de 650 millones de personas), los continuos escandalos por corrupción burocrática y una creciente inestabilidad social, debido a las desigualdades, puede desembocar en reclamaciones politicas muy temidas por el nuevo gobierno.

Ciudades fantasma
Por todo ello el nuevo gobierno de Xi Jinping tendrá que tomar las medidas necesarias para por un lado ralentizar el precio de la vivienda para que se adecue a los ingresos de las clases medias, por otro controlar los planes urbanísticos desarrollados por las entidades locales y en tercer lugar reorientar la oferta urbana, debemos considerar en este punto que en algunas de las zonas urbanas la creación de nuevos parques industriales duplica la oferta para uso residencial.

Las medidas que los analistas estiman que timidamente se están implantando en un primer nivel de intevención son: aumento de las tasas a las propiedades inmobiliarias, grabando sobremanera a las segundas residencias así como el control a la compra de segundas residencias.

En el segundo nivel de intervención la creación de bolsas importantes en los planes urbanísticos en desarrollo para la edificación de vivienda de tipo protección oficial, además de las de precio tasado para que puedan acceder a ellas las clases medias, lo que limitará los precios de la vivienda libre en dichos planes urbanísticos.
En el tercer nivel la creación de una entidad central que revise y desarrolle parte de los planes urbanísticos de las ciudades, para que queden fuera del control de los gobiernos locales, que son más fácilmente sobornables, para romper el binomio especulativo gobiernos locales/constructores y se generen zonas de reserva urbanística que permitan un crecimiento ordenado de las ciudades, lo que evitará casos como "las seseñas" chinas como son changbashi o chenggong.

En conclusión cualquiera de nosotros puede interpretar que en China se están produciendo todos los males que han llevado a España a la situación actual, pero con el agravante de que en China todo se hace a lo grande.

¿Podrá el nuevo gobierno y tendrá la capacidad política y económica para aplicar las medidas necesarias para adecuar la oferta inmobiliaria a la demanda de las nuevas clases medias que habitan en las ciudades? Esas respuestas las tendremos en este próximo quinquenio.

Para saber más:
1.- China Files Reports from China 26/10/11 (Cecilia Attanasio Ghezzi).
www.china-files.com/es/link/12122/12122
2.- "12 ciudades fantasma en china a vista de pajaro". 06/03/13"
http://www.idealista.com/news/archivo/2011/12/12/0369069-ciudades-fantasma-en-china-fotos.
3.- Diario Cinco Días "Nada se ha conseguido" John Foley. 04/03/13
www.cincodias.con/autor/john_foley/a/
4.- Kangbashi o "la ciudad fantasma de China"
http://www.youtube.com/watch?v=rKASjKyzc-4
5.- "Se calcula que en China hay 64 millones de pisos vacíos"
http://www.distressedvolatility.com/2011/04/china-has-64-million-vacant-apartments.html

Autor: César Rodado.

jueves, 7 de marzo de 2013

El patrimonio inmaterial en China: éxitos y desafíos.

China no sólo tiene un rico patrimonio material sino también un muy importante patrimonio inmaterial, aunque éste es más difícil de delimitar y definir.

 Para la UNESCO se entiende por "patrimonio cultural inmaterial" los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas -junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que les son inherentes- que las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos reconozcan como parte integrante de su patrimonio cultural.

 Este patrimonio cultural inmaterial, que se transmite de generación en generación, es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su entorno, su interacción con la naturaleza y su historia, infundiéndoles un sentimiento de identidad y continuidad y contribuyendo así a promover el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana.

 A los efectos de la presente Convención, se tendrá en cuenta únicamente el patrimonio cultural inmaterial que sea compatible con los instrumentos internacionales de derechos humanos existentes y con los imperativos de respeto mutuo entre comunidades, grupos e individuos y de desarrollo sostenible.

China tiene declaradas como "Patrimonio Cultural Inmaterial" de la humanidad 37 "elementos representativos" pero de estos 7, según los criterios de la UNESCO, necesitan algún tipo de medida de salvaguarda urgente, que los pueda proteger y mantener para generaciones futuras.

 El sistema de reconocimiento de Patrimonio Cultural Inmaterial por parte de la UNESCO parte del propio país anfitrión del mismo, y en este caso China tiene un ingente trabajo dado su inmenso patrimonio inmaterial, si bien en los últimos años a realizado un importante esfuerzo, sirva de ejemplo el último caso reconocido en el año en 2012 "Estrategia para formar a las futuras generaciones de marionetistas de Fujian", que cumple todos los estándares para ser considerado una buena práctica de mantenimiento del patrimonio inmaterial, en este punto debemos hacer una comparación con España para contextualizarnos, España que tiene reconocidas 13 entidades, ninguna requiere medidas de salvaguarda urgente, algunas son compartidas con otros países, como por ejemplo la Dieta Mediterránea, e incluso algunos "elementos" son considerados como "modo más adecuado los principios y objetivos de la Convención de conservación del patrimonio inmaterial".

 A nivel nacional el gobierno ha promulgado una ley sobre patrimonio inmaterial, El proyecto "Salvar la cultura étnica y popular de China", al cual ha destinado varios millones de yuanes realizando un listado con diferentes entidades pero que a día de hoy, no se ha materializado en una protección real, debemos considerar que la mayoría de este patrimonio se encuentra asociado a las denominadas minorías étnicas, las cuales muchas veces se encuentran marginadas por la mayoría Han, no siendo óbice para que sobre el papel se haya realizado un importante esfuerzo de apoyo a las tradiciones de las mismas, más de cara a favorecer un poder blando dados los beneficios económicos además de dar una imagen respecto al resto del mundo, sirva de ejemplo "El museo de Cultura Étnica y Popular de Beijing" en el cual se pueden ver exhibiciones, representaciones a escalas de la forma de vida de la diferentes minorías y un largo etcétera; pero que no refleja las tradiciones y costumbres de esta comunidad sino más bien parece un parque temático creado con fines turísticos, muy distinto a los ejemplos que tenemos en los países nórdicos europeos.

 En este punto de la narración queremos incluir dos ejemplos del Patrimonio Inmaterial de China:

 "El Yimakan, arte narrativo de los Hezhen", viven al nordeste de China en la provincia de
Heilongjian, es una de las entidades que requieren medidas de salvaguarda ya que este pueblo carece de sistema de escritura. Estas narraciones son recitadas por una sola persona en verso y prosa, sin acompañamiento musical y tratan sobre temas muy diversos.

 Además son fundamentales para mantener la cohesión, la identidad y las tradiciones de este pueblo de ahí que anteriormente sólo se transmitía de maestros a aprendices dentro del mismo clan pero cada vez se acepta más a personas no pertenecientes a esta etnia, debido al éxodo de jóvenes Hezhen a las ciudades en busca de trabajo y a la creciente 'hanzanización'. A este problema de falta de juventud a la que enseñar este arte hay que sumar que la modernización y la estandarización de la educación están poniendo en peligro la lengua de los Hezhen. Aunque la declaración de patrimonio mundial inmaterial ha sido un gran paso hay que aumentar el número de medidas para que este arte narrativo no se pierda.

 Por otro lado queremos poner de ejemplo la "Estrategia para formar a las futuras generaciones de marionetistas de Fujian", ésta es el teatro de marionetas de Fujian, provincia situada en el sudeste de China, en el cual se utilizan marionetas de hilos y de mano y sus representaciones retratan actividades de la vida cotidiana.

 No sólo es importante por la representación en sí, que es muy compleja, sino también por las técnicas de elaboración de estas marionetas. Éste es un claro ejemplo de que el si todas las administraciones y los artistas trabajan juntos se puede mantener las artes tradicionales e incluso revitalizarlas, así en el año 2008 en China se puso en marcha la "Estrategia para formar a las futuras generaciones de marionetistas de Fujian (2008-2020)" que dio apoyo económico a los conocedores de este arte para que lo enseñarán y transmitieran a otros, se crearon nuevos teatros para las representaciones y promociono mediante exposiciones, un museo o la revitalización de obras antiguas.

 Este proyecto ha tenido un gran éxito, los resultados cinco años después de su implantación son muy alentadores por ejemplo la edad media de los marionetistas profesionales esta en 29 años y ya son más de 500 artistas en activo. Cada vez un mayor número de jóvenes interesados, habiéndose creado más de 20 compañías públicas de marionetistas que divulga este arte por todo el país.

China tiene un rico patrimonio inmaterial que debe promocionar y cuidar, facilitar a las minorías que las sirva de reconocimiento dentro del estado, creando una cohesión social entre las distintas comunidades y etnias, que forman este rico país, y que están en riesgo de desaparecer.



Desde Culturasia con estos artículos sobre cultura y turismo chino queremos aportar nuestro pequeño granito de arena para la difusión de la riqueza cultural de china que todo amamos a lo largo del mundo.

 Noelia Marín. César Rodado.

domingo, 3 de marzo de 2013

Patrimonio Mundial de la Humanidad en China y legislación



De acuerdo a las ultimas estadísticas publicadas por la organización mundial del Turismo, China recibió en el año 2011, 58 millones de visitantes, ocupando el tercer puesto de llegada de turistas a nivel mundial sólo por detrás de Estados Unidos y Francia. Además es el país que más turistas recibe de la zona Asia Pacifico. Una de las razones principales por la cual tantos viajeros deciden visitar China es su rico patrimonio cultural, reconocido tanto fuera como dentro de sus fronteras, así China tiene reconocidas 43 propiedades Patrimonio Mundial de la Humanidad por La Unesco, de los cuales 31 son culturales, 9 naturales y 4 mixtas, solo superada por Italia y España con 47 y 44 propiedades reconocidas respectivamente.

La primera vez que entidades chinas fueron reconocidas como Patrimonio Mundial de la Humanidad, todas ellas de carácter cultural, fue en el año 1987 cuando la Unesco decidió incluir en este listado a La Gran Muralla China, el Mausoleo del primer emperador Qin, los Palacios imperiales de las dinastí­as Ming y Qing en Beijing y Shenyang, el Yacimiento del hombre de Pekí­n en Zhukudian y las Grutas de Mogao. Siendo los tres primeros aquellos que en todo el mundo se asocian a China como sus atractivos principales, pero sin menospreciar a los otros dos que muestran la importancia que ha tenido China a lo largo de la historia para el mundo dado que en Zhukudian se han hallado restos de Homo Sapiens Sapiens de un periodo en torno a los años 18.000 y 11.000 a. C. y Las grutas de Mogao están situadas en un punto estratégico de la Ruta de la Seda que fue un puente en diferentes corrientes religiosas, culturales e intelectuales. Las dos ultimas entidades en ser reconocidas en el año 2012 han sido el Xanadu, a nivel cultural por su importancia en la fusión de la cultura Mongola y en la cultura Han y el yacimiento de fosiles de Chengjiang.

La protección de este patrimonio se basa fundamentalmente en las leyes que a nivel internacional la Unesco obliga cumplir por ser una entidad Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Ya que la legislación nacional es aún muy escasa y débil, existen las Áreas Turísticas o los Planes Nacionales de Turismo pero esta falta de leyes a nivel local o nacional y la búsqueda del mayor beneficio económico provoca abusos y malas practicas que pueden llegar a destruir esos lugares. Como ejemplo vamos a ver el caso de la Montaña Amarilla, Huang Shan.

La Montaña Amarilla (黄山), situada en el sur de la provincia de Anhui, está reconocida Patrimonio Mundial Cultural y Natural y Geoparque mundial así como a nivel nacional Área de interés cultural y paisajístico por el gobierno de China. En ella destaca la existencia del llamado Pino Taiwanes (Pinus Hwangshanensis) incluido en la lista de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y con cientos de años de antigüedad, más de 300 tipos de animales y sus impresionantes paisajes de picos escarpados de Granito que han servido de inspiración durante cientos de años para los artistas chinos, sobre todo para la denominada pintura de paisaje, Shan Shui Hua.

El problema surge ya que las anteriores medidas de conservación y protección no son suficientes para soportar la cantidad mayor de turistas que se han recibido desde que fue reconocida mundialmente y se han permitido actividades que están dañando los atractivos de la montaña como por ejemplo la construcción alrededor de la montaña, pegadas literalmente a ella, de una serie de pasarelas y escaleras para poder acceder a las zonas más altas y que soportan una gran carga de personas cada día con el consiguiente desgaste de la roca; o una leyenda que se ha creado, también existente en otras partes del mundo, que gira en torno a los "candados del amor". Hay varias historias sobre cuál es su origen pero ninguna contrastada. En la misma montaña existe un monumento con forma de candado y llave pero tal es el éxito que no hay ninguna parte de la montaña donde los enamorados no hayan puesto este símbolo de su amor, lo que supone no solo que se desgasten algunas zonas sino también que se rompa con la estética de la montaña ya que los cuelgan de un lado a otro mediante cables, en las protecciones de los caminos de acceso y un largo etcétera.

El patrimonio cultural y natural de China cada vez tiene más reconocimiento a nivel mundial y puede que llegue a convertirse en el país con más entidades reconocidas Patrimonio Mundial de la Humanidad, pero aún le queda un largo camino por recorrer para conseguir mantener el equilibrio entre el beneficio económico y la protección y salvaguarda de estas entidades.

Escrito por Noelia Marín.