martes, 14 de septiembre de 2010

Controvertida nueva versión televisiva del Sueño en el Pabellón Rojo

La nueva versión televisiva de Sueño en el Pabellón Rojo, el máximo exponente literario chino, ha generado gran controversia entre el público chino.

Los 50 capítulos de la serie se emiten en televisión nacional. Las críticas han llegado de todos los sectores aunque hay quienes defienden esta nueva propuesta. A pesar de todo, las cifras de audiencia están siendo bastante altas.

Existen actualmente más de 20 versiones televisivas de la serie, algunas reducidas, cómics y dibujos animados, manteniéndose aún muy vigente.

Una de las versiones para TV se ha convertido en un clásico en sí misma tras permanecer en la programación de forma continuada desde 1987. Las críticas a la propuesta actual vienen fundamentadas en las diferencias notables que tiene con la de 1987. R. Zhou, argumenta que el valor de una adaptación debería medirse contra el original, y no contra otra adaptación. Cada nueva interpretación y puesta en escena puede aportar cosas nuevas y de valor.

La directora de la nueva serie, Li Shaohong, es una profesional exitosa del cine chino, dotando de magia a su versión. La música extraña y la sucesión de secuencias a paso irregular ayudan a contextualizar la historia. Además reincorpora a la historia la connotación filosófica budista y taoísta, descartada anteriormente por considerarse superstición, así podemos ver a los monjes que ostentan un gran papel en el libro.

Los diálogos de Li son mucho más complejos que en las series anteriores, lo que ha generado cierta resistencia en el público acostumbrado a una línea argumental más simplificada. La situación se complica aún más debido a que se han mantenido partes del libro de manera textual, habiendo palabras que hoy en día han cambiado su significado. Algunos críticos afirman que es necesario haber terminado el colegio secundario para entender lo que los personajes dicen, y haber ido a la universidad para comprender la filosofía detrás de las palabras.

Lo que sí se ha considerado como un avance es el trabajo de caracterización con unos vestuarios reproducidos al detalle según la moda aristócrata del siglo XVIII. Las versiones anteriores recurrían a vestuarios mucho más simples por ser herederos de la época de la Revolución Cultural o sencillamente por falta de presupuesto. La prosperidad actual en este sentido ha permitido cambiar las cosas a mejor.

Entra las críticas más insistentes están aquellas dirigidas al maquillaje que incluye un tocado en el cabello al estilo de la ópera china para las mujeres aristócratas, dificultando distinguir a los personajes.



El casting ha sido otra fuente de controversias. En la serie de 1987 los personajes fueron seleccionados entre actores de todas las clases sociales alcanzando según todos los críticos un estilo muy fidedigno. En cambio en la nueva versión, se realizó un concurso televisado del que salieron los protagonistas.

Los expertos llevan debatiendo siglos acerca del significado oculto de una enorme porción del libro. La mayoría de las versiones han tenido que sacrificar muchos aspectos de la novela para la adaptación a la pantalla, resumiendo la historia entre los protagonistas como una especie de triángulo amoroso. Li Shaohong quiso llevar su interpretación de la obra más allá, quizá ofendiendo la sensibilidad de algunos espectadores.

Para bien o para mal, aunque la serie guste o no, siempre nos quedará el libro.

Según comenta el analista R. Zhou, existe un total acuerdo en que la obra original es la cúspide de la ficción literaria china. Habiendo sido traducida con el título de Sueño en el Pabellón Rojo o La Historia de la Roca, este clásico del siglo XVIII muestra un panorama de la sociedad china profundo y escasamente reflejado en la literatura de su tiempo. El estudio de esta obra es de tal magnitud que existe un campo concreto dedicado a esta labor llamado "Rosología" con sus expertos y abundante material escrito.

0 comentarios:

Publicar un comentario