jueves, 29 de julio de 2010

Aprender Chino en China - Algunas Recomendaciones

Si estás leyendo esto seguramente sea porque tienes interés en aprender chino. Si bien cualquier idioma se puede estudiar desde donde sea que estés, la experiencia de la inmersión local es inigualable.

De hecho, puede ser interesante adquirir cierta base en el país de origen.

Para la memorización de un cierto vocabulario básico no siempre es necesario hacer el despliegue de medios y dinero que implica irse a otro país.

· ¿Cuáles son las razones para ir a China a aprender chino?
Es una gran pregunta. En el caso del chino, la exposición intensiva en cuanto a la audición y la lectura ayuda muchísimo. Además es una gran oportunidad para practicar y hablar con los nativos, calibrando hasta qué punto nos entienden y qué cosas debemos mejorar. Este tipo de feedback es muy difícil de adquirir en tu país de origen.

Si estás planeando ir a China a estudiar el mandarín aquí van algunas pistas básicas:

· ¿Qué sitio me conviene más, Beijing o Shanghái?
Antes que nada hay que tener en cuenta que existen muchos otros lugares de donde elegir antes que estas dos mega ciudades. Por ejemplo Harbin, Tianjin, Xi'an, Kunming, y muchas más. Si bien los puristas del mandarín, afirman que el sitio donde mejor se habla es en Harbin, y toda la zona noreste, si tomamos en consideración que nosotros probablemente estudiaremos en alguna academia o universidad, nuestro entorno muy probablemente hablará el chino estándar sin problema, por lo que la ciudad en principio no es lo más importante. Conozco a muchas personas que se han decidido por ciudades del sur, como Kunming, ya que los precios son mucho más bajos que en otras grandes urbes y la calidad de la enseñanza en los cursos de chino para extranjeros de la universidad son de muy buena calidad.

Una opción muy válida es irse fuera de las ciudades principales, ahorraremos mucho dinero.

Mucha gente afirma que elegir una buena academia o universidad es el factor más importante a la hora de sumergirse en un ambiente de aprendizaje que fomente la motivación para el aprendizaje continuado. Sin embargo también hay que tener en cuenta la motivación personal previa que tenemos a la hora de aprender una nueva lengua. No es lo mismo aprender porque lo necesitaremos para nuestro trabajo o relaciones personales que por puro placer o porque no teníamos nada mejor que hacer.

Una de las preguntas más realizadas por muchos estudiantes es si la Universidad de destino tiene muchos extranjeros aprendiendo chino.

La razón es que si hay muchos extranjeros que sepan inglés o español, las oportunidades para interactuar con los chinos se reducen.

La pregunta resulta un poco mal planteada ya que si nos apuntamos a una clase para aprender chino lo más probable es que todos nuestros compañeros sean extranjeros. Nuevamente dependerá de nosotros si queremos tomarnos la estancia en China como unas vacaciones en las que además estamos realizando un curso de chino (cuyo resultado os digo por experiencia es que aprendemos un poco más que en casa pero siendo honesto no hacía falta el viaje a China); o como un viaje de estudio en el que además realizamos algunas visitas y excursiones que bien llevadas pueden incluso ayudarnos en la asimilación de lo que hemos aprendido. Este último caso es el más difícil de conseguir ya que la necesidad de comunicación y los estímulos de un nuevo país nos llevan a juntarnos con otros extranjeros con el fin de aprovechar todas las oportunidades de entretenimiento que se nos presentan.

Nuevamente depende de cada uno y de nuestro carácter concreto. Por este motivo es muy importante tener claro de antemano cuál es el objetivo que queremos lograr antes de viajar. Y tratar de ser fieles a él.

Con respecto lo que puede costar un viaje de estudios...

· ¿Cómo se piden las becas del Gobierno Chino?
La beca básicamente se pide en la embajada o consulado chino de cada país, tiene un límite de edad bastante más amplio que otras becas, se otorga por los meses de verano, por un semestre o por un año, y cubre los gastos de alojamiento en el campus y las clases en la Universidad de destino. Se debe solicitar una carta de admisión directamente a la universidad en la que queremos estudiar. Hay que recordar que las de Beijing y Shanghái son las más solicitadas pero hay muchas más que son también muy buenas.

· ¿Qué me conviene más: vivir en el campus o en un apartamento fuera de la Universidad?
No hay una opción netamente superior a la otra. Si te han dado una beca probablemente el alojamiento en el campus será gratuito. Salvo becas con mejores condiciones, la del Gobierno Chino será en una habitación compartida con alguien que no conoces y con el baño fuera de la habitación. Otras becas como la del ICO o de ciertas universidades con convenios ofrecen habitaciones individuales con baño privado. En todo caso siempre será en pabellones donde duermen extranjeros. Los dormitorios de los estudiantes chinos suelen ser muy pequeños, con 4 o más camas tipo cucheta, sin aire acondicionado y sin televisión. Esta es la razón por la que las bibliotecas están siempre llenas, no es sólo que sean muy aplicados (que lo son) sino que no tienen sitio en su habitación para estudiar cómodamente.

Dentro del campus la convivencia será con otros extranjeros aunque también hay muchas oportunidades de encontrar estudiantes chinos muy receptivos. Existen cafeterías donde se sirve comida a precio muy económico aunque la calidad no suele ser la mejor. Si sales de noche ten en cuenta que algunas universidades cierran a cierta hora, por lo que podrías quedarte en la calle, ¡pregunta al portero!

Si te decides por un apartamento fuera del campus, lo más normal es compartirlo con otros estudiantes extranjeros, por lo que tu inmersión en el ambiente chino será un poco menor, pero también te aseguras una estancia con una transición más suave de tu cultura a la china. Evidentemente el coste será superior. Es importante saber la ubicación del apartamento y los medios de transporte disponibles. La mayoría de los mapas turísticos de Beijing que podemos encontrar en internet tienen unas proporciones que pueden inducir a error. Beijing es una ciudad de casi 20 millones de habitantes, a veces la distancia entre dos estaciones de metro puede ser de hasta 800 metros, por lo que debemos estar atentos y no pensar que porque el mapa diga que estamos cerca esto sea realmente así.

· A pesar de todos los consejos ahora me encuentro rodeado de extranjeros que hablan en inglés y español ¿Qué puedo hacer para mejorar mi chino?

Volvemos al tema. Si es la primera vez que vas a China o has viajado con otros compañeros, esta interacción con gente que no habla chino será inevitable. Pero puedes buscarte la vida saliendo solo, dando paseos por el barrio, intentando maximizar la interacción con los locales. Hay muchas maneras de hacerlo:

1. Busca un compañero para un intercambio de idioma
Tener un compañero para hacer un intercambio de chino / español puede ser de gran ayuda, además de que podemos hacer un nuevo amigo. En la mayoría de las universidades hay alumnos que quieren practicar su inglés (y en algunos casos su español) por lo que están muy agradecidos de poder practicarlo con un extranjero (si tuvieran que pagar una clase privada les costaría unos 100Yuanes como mínimo). La manera más fácil de conseguir un intercambio es sentarte en la biblioteca de la universidad y esperar, al poco tiempo te habrán abordado varios chinos.

Si lo prefieres puedes comentárselo a tu profesora de chino que te recomendará muchos candidatos. También puedes poner algún anuncio en un foro de internet. Sin embargo debes tener cuidado con la manera de hacer el intercambio, una queja muy frecuente es que has quedado con alguien durante una hora y casi toda la hora terminas hablando tu idioma. Pon las reglas de antemano, el tiempo se divide en dos partes iguales donde no se puede cambiar de lengua. Si no lo haces así a lo mejor haces un nuevo amigo, pero perderás tiempo de aprendizaje.

2. Apuntarse en organizaciones de la Universidad.
Si te interesa la música hay clubs sobre este tema. También puedes ingresar en la orquesta, hacer cursos, etc. La interacción con chinos receptivos hacia ti por realizar actividades conjuntas hará que tu chino mejore rápidamente. La mayoría de estas actividades comienza al inicio del año escolar, ¡pregunta!

3. Haz trabajo de voluntariado
Existen organizaciones que gestionan tareas de voluntariado una vez que estás en China. También hay ONG que por ejemplo desde España te envían a China para realizar distintas actividades, lamentablemente ni se cobra ni sale gratis, por el contrario, hay que pagar para ello, pero si el motivo de tu voluntariado te parece estimulante y además quieren vivir una nueva oportunidad que te permita mejorar tu chino puede ser una oportunidad interesante. En la Expo de Shanghái 2010 ha habido una legión de voluntarios tanto chinos como extranjeros.

4. Salir a la calle
Se trata de maximizar cada oportunidad que se nos presente en la calle. A la hora de hacer una compra, de subir al autobús, de tomar un taxi, de preguntar una dirección, hay infinitas posibilidades de poner a prueba nuestro vocabulario e interactuar con los locales, lo que además nos dará una mayor sensación de conocimiento del terreno y de lo que verdaderamente es China más allá del campus y de nuestro círculo cercano. Pierde la vergüenza y toma la iniciativa, de otro modo quedarte en casa te saldrá bastante más económico.

· ¿Qué estrategia debo seguir para aprender bien el chino?
El chino es un idioma infinito. Aprenderlo como un nativo puede llevarte una vida entera, pero hace falta mucho menos para poder defenderte e interactuar con soltura. Consejos básicos para aprender chino son:

a. Repetir.
El mandarín es uno de los idiomas más difíciles de aprender. La cantidad inusitada de caracteres y el uso de los tonos hacen que tengamos que aprender no sólo el nuevo vocabulario, sino cómo leerlo, escribirlo y pronunciarlo. Sin embargo es posible. Mil trescientos millones de chinos lo hablan, y cada día más extranjeros lo logran. Hemos pasado de un panorama en el que encontrar un extranjero hablando chino era una rareza a tener cada vez más foráneos que lo dominan con soltura, basta pasearse por cualquier campus universitario chino.

No hay fórmulas mágicas. Deberemos dedicar muchas horas a escribir los caracteres, leerlos, escuchar y hablar hasta lograr cierta familiaridad con los tonos, las inflexiones, las consonantes que no existen en nuestro idioma, etc. Repetir, repetir y repetir.

Conviene tener claro si queremos interactuar y hacer una inmersión real en China o saldremos con hispanohablantes tras cada clase.

b. No tener miedo a cometer errores.
Quizá hayas notado que muchas veces aprendes más de tus errores que de tus éxitos. Con el chino sucede lo mismo, es probable que las correcciones que te hagan cuando digas algo más te queden grabadas. Equivócate y aprovecha la oportunidad! Es la manera más rápida de aprender. Además teniendo en cuenta que eres extranjero la mayoría de los chinos estará dispuesto a echarte una mano si demuestras interés en este aspecto fundamental de su cultura. Por otra parte, este chino de la vida real, te enseñará cosas que no aparecen en los libros y que son algo cotidiano para los locales.

c. No te quedes sólo con los libros.
Si bien los libros son una herramienta fundamental para el aprendizaje del chino, conviene aprovechar otros medios útiles que complementen el aprendizaje desde otros enfoques. Por ejemplo es interesante apuntar todas las expresiones de la calle que se usan a diario que no aparecen en los libros y que tú creas que puedes llegar a utilizar como parte de tu vocabulario natural. Imagínate en distintas situaciones, ¿qué dirías y cómo responderías en chino? Luego dilo en la vida real, si lo has dicho mal, pide que te corrijan y busca otra oportunidad para repetirlo.

Llega a un acuerdo con tus compañeros de clase de otras nacionalidades para hablar sólo en chino fuera de clase. Al principio lo más fácil es recurrir al inglés, pero si te pones lo propones esta puede ser una increíble fuente de prácticas y discusión del lenguaje.

Hazte amigo de aquellas personas que pueden ayudarte en tu tarea y que ves a diario: el portero del edificio, la secretaria de la universidad, el vendedor de la tienda donde compras alimentos, etc.

Mira películas y series chinas en chino. La mayoría del material tiene subtítulos también en chino, por lo que puedes practicar la velocidad a la que lees y darte cuenta si has acertado con lo que creías haber escuchado. La televisión china tiene una oferta amplísima de series de todo tipo, desde las comedias amorosas, programas tipo "Friends" hasta las clásicas telenovelas ambientadas en diferentes dinastías. También puedes ver la tele china desde casa sintonizando algún satélite o mediante Internet, busca "CCTV".

Fuentes: cnreviews.com - Traducido y adaptado por Culturasia

0 comentarios:

Publicar un comentario