miércoles, 15 de diciembre de 2010

Revitalizando el dialecto de Shanghái

Hubo una época en la que el dialecto de Shanghái era ampliamente utilizado en la región y reconocido por su riqueza expresiva y su argot. Ahora, sin embargo, incluso la tradicional ópera local "Huju" tiene problemas para encontrar personas que puedan hablar un shanghaihua (dialecto de Shanghái) real y coherente.

Según reporta Liang Yiwen, la ciudad está apostando por la recuperación de este dialecto y lo hace con medidas concretas como grabando a nativos que hablando un shanghainés puro.

Este material se utilizará para investigar, preservar y promocionar este bien intangible.

El reclutamiento está siendo llevado a cabo por el Comité de Trabajo para la Lengua en Shanghái. Se espera que termine a principios de 2011.

El objetivo es grabar las diferentes pronunciaciones y expresiones, esquematizar la historia del dialecto y sus cambios, además de crear un mapa donde se indiquen cómo ha ido evolucionando geográficamente.

La ciudad tiene algunos shows televisivos populares que utilizan el dialecto local como "Viejo tío" y telenovelas, además de programas de radio. Humoristas como Zhou Libo actúan preferentemente en shanghainés.

De momento no existe una campaña importante en este sentido y no hay clases de este dialecto local, siendo el mandarín obligatorio en las escuelas públicas.

El shanghaihua, así como el dialecto de Hangzhou y el de Ningbo eran hace tiempo ampliamente escuchados en la región al sur del Río Yangtze. Su particularidad es que no son entendibles para gente que habla el mandarín.

La variedad del shanghainés es tal que dependiendo el distrito sus matices son distintos, esto sucede especialmente en los suburbios donde se cree se originó. Concretamente el distrito de Songjian, se considera su cuna. Ya existen registros de este distrito en el siglo XIII, cuando era una prefectura con autoridad administrativa sobre Shanghái durante la Dinastía Yuan (1271-1368). Shanghái se convirtió en ciudad por primera vez en 1297.

Pero no todo el mundo está a favor. Mucha gente exige que se hable mandarín.

El comité de selección ha establecido distintos criterios que deberán cumplir los candidatos, entre ellos está el de haber nacido en Shanghái y haber vivido allí como mínimo hasta los 12 años. Se prefiere tener completada la educación media pero no la universidad, ya que se considera que alguien con estudios superiores estará más influenciado por el mandarín.

Antes de la fundación de la República Popular China en 1949, al existir muchas lenguas y dialectos la comunicación era complicada. Se impuso entonces el mandarín como lengua oficial de enseñanza obligatoria en las escuelas y en las emisiones de radio y TV.

Debido a la promoción incesante del mandarin a nivel nacional y a la inmigración de personas del resto de China, el shanghainés está quedando cada vez más relegado.

Según el reporte de la UNESCO del año 2009, más de 100 lenguas habladas por 56 nacionalidades y grupos étnicos están en peligro de extinción. Si bien el shanghaihua no llega a este punto, sí cumple los criterios para ser considerado "lengua vulnerable".

Un indicado del peligro de extinción es la penetración de su uso entre las generaciones más jóvenes.

Entre las actividades orientadas a conseguir una revitalización del dialecto están la realización de clases optativas en escuelas locales, más programas de radio y TV, así como festivales y promociones. Según analistas entrevistados: "Lo que se preserva no son sólo las lenguas, sino el conocimiento y la cultura que hay detrás".

Pero no todo el mundo está a favor. Muchas personas, sobre todo inmigrantes de otras ciudades, se quejan de no poder entender el dialecto local y demandan que se hable en mandarín.

A principios de junio se registraron protestas en Guangdong pidiendo a las autoridades que no impulsaran la creación de más canales en mandarín, sino en cantonés, por lo que vemos que la tendencia proteccionista alcanza muchos puntos de China.


A continuación podemos ver un vídeo con frases en argot de Shanghái.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Los Alemanes son los extranjeros más confiables para un chino

Un estudio reciente indica que los ciudadanos chinos consideran 5 grupos como los de mayor credibilidad: soldados, granjeros, profesores, estudiantes y periodistas. Además, los habitantes de Beijing, Shandong y Hong Kong son considerados como aquellos más fiables por localidad dentro de China. Los alemanes serían los extranjeros con más credibilidad.

El Centro de Investigación de la revista Xiaokang y el Laboratorio de Investigación de Medios de Tsinghua lanzaron esta evaluación sobre crédito social en la parte oriental, central y occidental del territorio chino en junio de 2010, de acuerdo a la información publicada en www.iqilu.com.

El estudio cubrió las ciudades de Beijing, Shanghái y Guangdong en China Oriental, Henan, Hubei y Anhui en China Central, y finalmente Sichuan, Gansu y Guizhou en China Occidental. La muestra poblacional estaba dividida en un 36% para China Oriental, 32% para China Central y 32% para China Occidental.

La revista Xiaokang evaluó el índice crediticio social principalmente en tres aspectos, incluyendo el crédito interpersonal, el crédito emrpesarial y la credibilidad del gobierno. Se han combinado los resultados del estudio y las estadísticas de instituciones nacionales relevantes para llegar a la conclusión de que el índice general de credibilidad de China en 2009 – 2010 es de 61,7 puntos, dando un incremento de 0,6 puntos respecto al año pasado.

Fuente: People's Daily Online

martes, 30 de noviembre de 2010

La otra cara de Beijing

En el video de este artículo podemos ver a Sufei, una particular reportera que en este caso entrevista a Mei Mei, conocida como la reina de la escena transformista de Beijing. Más allá de el tono jocoso, es interesante ver uno de los aspectos que son un fiel indicador de la tolerancia y el respeto de las libertades individuales, como es la posibilidad de expresar la opción sexual de manera abierta.

Mei Mei cuenta cómo vivió etapas de mayor represión en el pasado, cómo se lleva ser transformista en China y cómo están cambiando los tiempos y la actitud al respecto.

Se trata de la primera parte de dos capítulos. Subtítulos en inglés.



martes, 23 de noviembre de 2010

Arroz chino falsificado

El arroz aromático de Wuchang, en la Provincia de Heilongjiang, es considerado uno de los mejores de China. En 2009, la Administración General de Supervisión de la Calidad, Inspección y Cuarentenas, reconoció este arroz como una denominación de origen, vendiéndose por un precio muy superior al normal.

Cada año se producen tan sólo unas 800.000 toneladas de arroz Wuchang, pero se venden más de 10 millones. Según reportes de la televisión estatal china CCTV y el periódico Xi'an Evening News, los distribuidores en Xi'an han estado agregando aditivos al arroz común para luego venderlo como arroz Wuchang.

Según se ha revelado, el arroz que llevaba la etiqueta de Wuchang era en realidad una mezcla de aquellos producidos en las provincias de Hubei, Jiangsu y del noreste chino. De acuerdo a los trabajadores involucrados, medio kilo de aromatizadores servían para dar la fragancia característica a diez toneladas de arroz.

Los responsables han admitido que debido al precio más asequible de esta versión falsificada del arroz, las ventas eran un éxito, siendo su principal mercado las zonas de Henan, Shanxi, Sichuan, Qinghai y Gansu.


Links y fuentes:

Tibet Business Daily (Chinese): False origin for Wuchang Rice, How to judge
Wuchang Rice • China Daily: The sour smell of scented rice


martes, 2 de noviembre de 2010

Aumenta el promedio de edad de las madres primerizas en China

La profesora asociada Zhou Chun, 35 años, ha dado a luz recientemente a una niña. Su mundo ha dado un giro drástico de los libros y el ambiente académico a la maternidad, una tendencia que a su edad, se está volviendo cada día más popular en China.

De acuerdo a estudios realizados en 2008, el promedio de edad para dar a luz entre las mujeres de Beijing es de 29 años. Estadísticas elaboradas por el Hospital de Obstetricia y Ginecología de Beijing, responsable del 10% de los bebés nacidos en la capital china, revela que al menos un 10% de las madres primerizas tiene más de 35 años. Fuente: The Global Times a través de Danwei.

Sin duda una tendencia que se está imponiendo de a poco y rompe de alguna manera con la idea de casarse y tener hijos a edades mucho más tempranas.


jueves, 21 de octubre de 2010

Lin Yu, la versión taiwanesa de Susan Boyle

Siguiendo los pasos del 'patito feo' Susan Boyle en la televisión inglesa, este taiwanés llamado Lin Yu ha triunfado en un show de nuevos talentos de la TV de ese país.

Su aspecto poco agraciado y su buena voz le han llevado al éxito instantáneo, tiene ya una legión de fans y está a punto de lanzar su primer disco.

martes, 19 de octubre de 2010

Retiran la medalla de oro a fotógrafo chino tras escándalo de plagio.

El periódico chino West China City Daily ha reportado la retirada del primer premio tras sospecharse un caso de plagio a otro fotógrafo de la ciudad de Chengdu.

La fotografía, titulada "Realidad del mañana" 《明天的现实》 y ganadora de una de las medallas de oro de la Exhibición Nacional de Fotografía de China 2010, fue enviada por un individuo llamado Hou Xie.

En ella se ven árboles desnudos con un fondo azulado de aguas tranquilas mientras flotan en el agua fotografías de aves coloridas.

Aparentemente la foto tenía muchas similaridades con una foto sin acreditar aparecida en un libro publicado en el año 2000.

El 10 de agosto, Guo Ji, un fotógrafo de Chengdu afirmó haber sido el autor original de la foto, tomada en Longchi, Dujiangyan, hace más de 10 años.

La copia habría sido aparentemente retocada con photoshop para disimular la total exactitud con el original. Guo enseño más de 100 fotografías tomadas el mismo día en ese escenario exactamente en diciembre de 2007. Tras la sesión, eligió la mejor para incluirla en su colección personal vendiendo el resto.

A la vista de las evidencias, el 15 de agosto de 2010 el comité investigador despojó del premio a Hou.

El pasado julio, el primer premio del Concurso Chino de Fotografía Internacional sobre el Ser Humano y el Agua de 2010, también fue acusado de plagio. A principios de año, el vicepresidente de la Asociación de Fotógrafos de Jilin también fue despojado de un premio por plagio en los "Octavos Premios de Fotografía de China".

Fotografia_China
"Realidad del mañana" 《明天的现实》

Fuente: GoChengdoo

martes, 12 de octubre de 2010

Recorrido por el poderío chino

Shanghái hoy
Por Karina Micheletto

En una urbe en la que las postales sci-fi se mezclan con las de budas y pagodas, la Exposición Universal recibe a medio millón de visitantes por día. Después de la visita presidencial, en el stand argentino cautivan el folklore, el tango y el asado, claro.
Leds mezclados con pagodas: en Shanghai, los contrastes no son contradictorios, sino parte de un modo de ser.


Desde Shanghai


Una ciudad futurista impacta al visitante con postales sci-fi: rascacielos con las formas más extrañas que de noche se encienden en mil colores, torres como la Perla de Oriente, que da nombre a la ciudad, leds en los árboles, en las fuentes, en las plazas. Una ciudad milenaria regala postales de budas y pagodas, mercados al grito vivo, callejones de mil olores, jardines de cuento, con lagos y puentecitos, flores primorosamente cuidadas a los costados de las calles y rutas. Increíblemente, se trata de la misma ciudad, y todo ocurre al mismo tiempo. En Shanghai, el contraste impacta, no como una contradicción, sino como un modo de ser. Lo mismo puede decirse de China: una república socialista, gobernada por el Partido Comunista, que pelea el liderazgo mundial con las armas del capitalismo actual. La forma en que este país que ocupa casi diez millones de kilómetros cuadrados del planeta ha resuelto esto que no puede entenderse como una contradicción, sino un modo de ser y hacer. Se lee inscrita en los paisajes y los cuerpos de los habitantes de una ciudad como Shanghai.

En Shanghai, buena parte del intercambio comercial funciona a base del regateo, regla china que hay que saber llevar. En mercados como el que rodea Yuyuan Garden, los McDonald's, Starbucks y Zara expresados en ideogramas chinos conviven con cientos de puestos donde se practica el arte milenario del regateo, sin que parezcan interferir uno con otro. No es "aparición contaminante" lo que se percibe, más bien convivencia naturalizada. Un grupo de hombres jóvenes que parece estar en su hora de almuerzo toma té bajo la parra de plástico dispuesta como ornamentación en un bar a la calle. La ceremonia cotidiana incluye una segunda vuelta de infusión para la que acude presuroso un mozo con prendas tradicionales, que vuelca el líquido desde gran altura, con largos chorros y extraños contoneos de cuerpo. A pocos metros, un grupo de chicas almuerza los mismos sandwichs y jugos que Starbucks ofrece en cualquier local del mundo, ideograma más o menos en su packaging. En la calle, la gente come al paso cangrejos fritos, sopas y menjunjes extraños al ojo occidental, mastica carnes disecadas como snacks. Más allá, el McDonald's muestra la misma lucha por las mesas del mediodía que en la otra punta del globo. Es la hora del almuerzo, o más bien de los almuerzos, y nadie parece juzgar extraño o lejano el del otro.

Un par de estaciones de metro más adelante, el templo Jing'an congrega fieles que repiten el rito del incienso y la agachadita para el rezo, hacen sus oraciones frente a decenas de figuras presididas por un dorado y gigantesco Buda sentado, que sonríe con cara de satisfecho. Con sólo levantar la vista, el contraste vuelve a sorprender con los rascacielos recortados detrás de las líneas curvas del templo, síntesis fotográfica de Shanghai. Igual que el megashopping colorinche que aparece a la salida, justo junto al templo, delante del cual un hombre vende en la vereda unas chicharras chinas cazadas en jaulitas. Por la noche, en la coqueta zona de la French Concession –que alguna vez fue administrada por Francia, y guarda rasgos arquitectónicos de ese entonces–, los barcitos y restaurantes confortan el gusto occidental con elegantes propuestas de comida "del mundo". El chispazo cosmopolita dura poco, lo interrumpe la aparición de un hombre mayor caminando tranquilamente por la calle en pijama rayado, como quien se levanta a tomar un vaso de agua.

Todo en China es Lo Otro, ante los ojos de un occidental: otra relación con el cuerpo (los hombres y mujeres practicando ejercicios milenarios todas las mañanas en las calles, antes de comenzar su rutina diaria), otra relación con el espacio (si hay un hueco libre, ¡a ocuparlo!), otra relación con las buenas maneras (los gargajos soltados en plena conversación, los paseos nocturnos en pijamas), otra relación con el sueño (todos aquí parecen habilitados a dormirse exactamente cuando les entra el sueño, ya sea en una estación de subte o atendiendo un local de ropa). La cronista piensa esto y se deja perder por las calles larguísimas del Bund, con esa vista al río bellísima, cuando el griterío de unas adolescentes con carterita Hello Kitty, que van en su dirección, corta el estado de ensoñación. Quieren sacarse una foto con ella, La Otra.

Y mientras en todos lados se repite que el futuro es chino y el viaje de la presidenta Cristina Fernández a este país acapara la atención de toda la región, una mirada a los diarios del mundo en el aeropuerto de Frankfurt –última parada occidental de Página/12– acerca una idea del presente de China. Los recortes guardados sirven a esta crónica: El diario USA Today consigna que las reservas extranjeras de este país trepan a un ritmo de un 15,1 por ciento de incremento año tras año. El Financial Times dedica una extensa nota al crecimiento de las inversiones privadas en China. En otra sección se informa sobre la venta de autos Honda en el país, y en otra la noticia es que las propiedades de las grandes ciudades chinas dejaron de aumentar en junio por primera vez desde hace un año y medio, gracias a una campaña del gobierno para reducir la especulación. The Wall Street Journal destaca que las exportaciones del país crecieron durante el mes de junio un 44 por ciento. Si para Hegel la China, igual que la India, quedaba fuera de la Historia Universal ("Desde que el mundo existe, estos imperios sólo han sabido desenvolverse dentro de sí mismos", decía en sus Lecciones sobre la historia de la filosofía universal), el presente parece indicar que China no sólo entró en esa Historia Occidental, sino que acapara su atención. En una cosa sigue teniendo razón Hegel: este imperio ha sabido desenvolverse dentro de sí mismo.


Haibao, Haibao, Haibao

Y, ya en Shanghai, el presente es un Haibao continuo. Haibao es la mascota de la Expo Shanghai, creada a partir de un carácter chino que significa "gente". Tiene los ojos grandes, como corresponde, y está en todos lados en Shanghai: en los carteles luminosos de cualquier calle, en las marcas de productos, en los muñequitos y llaveros por los que todos parecen enloquecer, tanto adentro de la Expo, con la garantía del sello oficial, como en los fakes (falsos), mercados donde lo trucho está institucionalizado. Haibao hasta en los arbolitos, recortados con la forma de este muñequito celeste, que al tercer día en Shanghai comienza a adquirir en la percepción del visitante rasgos de serial killer.

La Expo Shanghai es la Exposición Universal que cambió la fisonomía de este punto de China, y no sólo en las más de 500 hectáreas que ocupa, a ambos lados del Huangpu, el río que divide la ciudad en Puxi, el centro histórico, y Pudong, el distrito financiero. Los 50 mil millones de dólares que se dice que desembolsó el gobierno chino para este megaevento (no hay cifras oficiales al respecto), la enorme maquinaria de propaganda, el reclutamiento de "Expo voluntarios" que dan información en puestos por toda la ciudad, la organización de contingentes que llegan diariamente desde todo el país, son sólo una parte de la inversión. La menor.
Shanghai tiene doce líneas de subte, además de un tren de alta velocidad –el Maglev– que atraviesa 30 kilómetros en 7 minutos y medio, con final en el aeropuerto de Pudong. En China no tienen los problemas que tiene Mauricio Macri en Buenos Aires con el presupuesto y los palos en la rueda: once de estas líneas de subte se hicieron en los últimos diez años; seis, en los últimos dos. Un argentino que vivía en ese entonces en Shanghai cuenta que la velocidad de construcción era tal que estaban listos los subtes antes de que los mapas que indicaran su aparición. Tanto apuro, para llegar a la Expo con gran parte de la ciudad hecha a nuevo. Para mostrarle al mundo lo grande que es China, afuera y adentro de este megaevento que convoca la atención de todas las naciones. Como los Juegos Olímpicos de Beijing en 2008, la Expo Shanghai en 2010 es una gigantesca demostración de poder. Basta ver el despliegue del pabellón de China, que llega a verse desde varios puntos de la ciudad, para advertir el mensaje que se está dando al mundo: aquí estamos y somos grandes.


Control, control, control

No sólo de subtes estuvieron hechos los cambios urbanísticos de los últimos dos años en Shanghai, de cara a la Expo. Se construyó una nueva autopista al aeropuerto. Se mejoraron los túneles que cruzaban el río Huangpu, y de paso se hicieron otros dos. Se inauguró el nuevo puerto de aguas profundas, con el que China puede seguir batiendo records de grandeza: actualmente es el mayor puerto del mundo por volumen de mercancías. Y también se tiraron abajo barrios de clase baja enteros para dejar espacio a la Expo, y a la villa especialmente construida para alojar a quienes vinieron a trabajar en esta Expo, provenientes de todo el mundo. La forma en que fueron relocalizadas las miles de familia que vivían allí, claro, jamás llegó a ser tema público en China. Sólo se dice que la zona, en la que también se barrió con la antigua infraestructura portuaria que ocupaba esta área, se integró ahora a la fisonomía de Shanghai.

Y siguen los contrastes, los choques de datos y realidades, en una ciudad en la que, como en otras grandes ciudades de China, es necesario un permiso de residencia para poder residir. El sistema no es tan rígido como años atrás, cuando prácticamente era imposible que un chino se mudara dentro del país, pero aun así el gobierno sigue controlando el proceso de urbanización, además de alentarlo. Si un chino quiere instalarse en una ciudad como Shanghai sin permiso, en rigor puede hacerlo, pero deberá vivir fuera del sistema, sin acceso a la salud ni a la educación de su hijo; un inmigrante ilegal en su propio país. Una Shanghai a nuevo necesita de habitantes a la altura: todos los años el gobierno otorga un cupo de residencia en esta ciudad, destinado en su mayoría a personal altamente calificado.

El control, de todos modos, forma parte de la vida de los chinos. El control de la natalidad (desde los '70 está prohibido tener más de un hijo, aun cuando esta regla se ha ido flexibilizando, sobre todo a través de la corrupción). El control en el subte, donde el ingreso es similar al de un aeropuerto, con scanners para los bolsos. El control en la Expo, donde el temor a cualquier suceso fuera de lo previsto en medio de las multitudes que convoca (unas 500 mil personas por día, 25 millones desde su comienzo, el 1º de mayo) se evidencia en una férrea vigilancia de las entradas. Esto incluye palpación en profundidad en la entrada de la Expo y confiscación de encendedores (con devolución de uno cualquiera a la salida). Y en la entrada a la villa del personal –donde, desde luego, no puede acceder ninguna persona que no esté acreditada, por más amigo o familiar que sea–, más controles de bolsos con scanners y detectores de metales. Y finalmente el chequeo de la credencial, en forma magnética y óptica, para verificar que la cara de la foto es la misma que la del portador. Algo que a los chinos les lleva mucho tiempo, porque para ellos los occidentales somos todos iguales.

Fuente: Periódico argentino "Página 12". Link a la nota:

http://www.pagina12.com.ar/imprimir/diario/suplementos/espectaculos/17-18646-2010-07-18.html

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Urbanismo cambiante en Beijing

La historia deja su huella también en la configuración de las ciudades. En este artículo veremos brevemente la evolución de los cambios urbano administrativos de Beijing, la capital china, desde la llegada al poder del Partido Comunista en 1949.
 
1949 
Algunos de los 32 distritos de la ciudad se combinan para formar 20 distritos numerados. La ciudad de Beiping se cambia a Beijing (municipalidad).
  
Fuentes: The Beijing News (Chino): Adjustments to Beijing's administrative divisions, part 2 Global Times: Beijing redraws administrative, district boundaries China Daily: Plan to merge Beijing districts approved Wikipedia: List of administrative divisions of Beijing Image from 60 years of Beijing maps

1950 Los 20 distritos se reconfiguran en 16: del 1 al 9 serán urbanos y del 10 al 16 suburbanos. Heilongtan, Condado de Changping en la Provincia de Hebei se incorpora a Beijing. Beijing central en 1952


1952 
La ciudad se ajusta a 13 distritos con denominaciones geográficas: Dongdan, Xidan, Dongsi, Xisi, Qianmen, Chongwen, Xuanwu, Dongjiao, Nanyuan, Haidian, Fengtai, Shijingshan, Jingxikuang.


1956 
Con la adición del Distrito de Changping, se pasa a 14 distritos en Beijing.

1958 Se pasa a 13 distritos y 4 condados. Los distritos de Tongzhou, Zhoukoudian, Daxing, que antes pertenecían a condados de la provincia de Hebei, son absorbidos por Beijing.
El distrito de Qianmen se divide entre los distritos de Chongwen and Xuanwu.
El distrito de Dongjiao cambia su nombre a Chaoyang. Jingxikuang cambia a distrito de Mentougou.
El distrito de Shijingshan es absorbido por los distritos de Fengtai, Haidian y Mentougou. Los distritos de Dongdan y Dongsi se combinan para formar el distrito de Dongcheng, Xidan y Xisi se combinan para formar el distrito de Xicheng.
El distrito de Nanyuan se divide para formar los distritos de Chaoyang, Fengtai y Daxing.

1960 Tenemos ahora 8 distritos y 9 condados. Los distritos de Changping, Tongzhou, Shunyi, Daxing y Zhoukoudian se eliminan y los condados de Changping, Tongxian, Shunyi, Daxing y Fangshan se restablecen.

1963 
Pasamos a 8 distritos, 9 condados y una oficina administrativa (con categoría propia de distrito) que se establece como parte del territorio perteneciente al distrito de Fengtai.

1967 
La ciudad tiene este año 9 distritos y 9 condados. Shijingshan se elimina para establecer el distrito de Shijingshan.

1974 9 distritos, 9 condados y una oficina administrativa conformada por el Distrito Petroquímico.

1980 
10 distritos y 9 condados. El Distrito Petroquímico se transforma en el distrito de Yanshan.

1986 
Pasamos a 10 distritos, 8 condados. El condado de Fangshan y el distrito de Yanshan se combinan para formar el nuevo distrito de Fangshan.

1997 
11 distritos y 7 condados. Tongxian pasa a ser distrito.

1998 
Nuevo año, Nuevo distrito. Tenemos ya 12 distritos y 6 condados. Shunyi pasa a ser distrito.

1999 
13 distritos y 5 condados. Changping también pasa a ser distrito.

2001 
16 distritos y 2 condados. Daxing, Huairou y Pinggu se convierten en distritos. Adaptado de la web de Danwei.
 

 

Cinco Consideraciones a la Hora de Aprender Chino

Los siguientes consejos son fruto de la experiencia, personal y ajena, no pretenden ser fórmulas magistrales sino observaciones que quizá puedan ayudarte a la hora de enfrentarte al idioma chino...
1- La importancia de los tonos

Mucha gente comienza a leer las nuevas palabras en pinyin (transcripción fonética de los caracteres) y las relaciona con el caracter correspondiente. Sin embargo, como en esta primera etapa no dedicamos mucho a la parte oral, no asociamos dicho carácter con su tono. Este es un error que se suele arrastrar. Aunque luego seamos conscientes de que cada palabra tiene su tono específico, tendemos a pronunciarlas con la entonación propia de nuestra lengua. Todos habremos ya visto a algún compañero que tras pasarse algunos años en China tiene un gran dominio del vocabulario pero que lo suelta con el “deje” español, como si los tonos no existieran. Los chinos en general lo entienden, pero no es lo correcto.

Por suerte hay una solución bastante eficaz, aunque también más trabajosa. Leer en voz alta y repetir hasta el infinito los ejercicios de pronunciación de sílabas y combinación de tonos que aparecen en todos los libros. Si están ahí es por una sencilla razón: los chinos están aburridos de escucharnos mancillar los tonos y quieren que lo hagamos mejor.

2- Atención al vocabulario

Al principio queremos memorizar gran cantidad de palabras para ampliar vocabulario y practicas las frases que vamos aprendiendo. Nuevamente, aquí aparece el tema de la práctica oral: podemos leerlo, pero lo pronunciamos fatal, lento, trabado y con los tonos mal. Por otra parte si estamos utilizando listas de palabras es probable que al poco tiempo las olvidemos. Una solución es hacer frases donde las utilicemos, si es posible, deberían ser frases útiles, algo que diríamos en la vida real. Si bien nos podemos ayudar con el contexto, no hay nada más feo que pensar que sabemos decir ciertas cosas, toparnos con un chino y que no nos entienda nada. O que repita toda nuestra frase, pero con los tonos correctos.

3- El tema del Pinyin

Muchos libros de enseñanza de chino vienen acompañados con el pinyin junto a los caracteres. Otros traen el pinyin en una hoja diferente, ¡incluso en un libro aparte! La razón es que la mayoría caemos en la tentación de dejar de leer el carácter y pasarnos al pinyin, con lo que no hacemos el esfuerzo por asociar el carácter con su sonido. Aquí podemos pegar una cinta de papel o algo similar para obligarnos a leer los caracteres y pasar del pinyin, memorizaremos antes y mejor.
También hay gente que opina que leer directamente del pinyin, sin ver los caracteres, ayudaría a mejorar la pronunciación de los tonos ya desarrollar un poco nuestra capacidad de entender lo que oímos. Pero primero tenemos que tener claros los tonos y sus diferencias.

Probarnos: nada es peor que pensar que sabemos decir ciertas cosas, toparnos con un chino y que no nos entienda nada.

4- Beber de varias fuentes
Cuando comenzamos un curso de chino muchas veces nos atenemos al material que nos dan para la clase. Quizá al principio no está mal, pero luego lo más interesante es ver que se nos abre un mundo de casi 1500 millones de personas con las que poder comunicarnos de alguna manera. Por otra parte la presencia en Internet de China es inmensa, tenemos páginas de todo tipo como revistas, periódicos, videos, canciones, libros, etc. en los que podremos navegar y explorar su visión de las cosas.
Una cosa es aprender el vocabulario del libro y otra mucho mejor es ver varios ejemplos aplicados en diferentes contextos, así incorporamos lo que hemos aprendido. Si además podemos utilizarlo en algo que escribamos o que digamos nosotros mismos la situación es inmejorable.

5- Practicar y practicar

Todo el conocimiento se desvanece si no se pone en práctica. Una vez que hayamos conseguido una mínima soltura podemos dedicarnos a leer lo que podamos de periódicos online, a escribir pequeñas frases, a transcribir textos para mejorar la caligrafía, a hablar con chinos. Mucha gente usa el diálogo interno para practicarlo. Por ejemplo cuando hablamos con amigos de cualquier cosa podemos plantearnos ¿Y cómo se diría todo esto en chino? Al haber una motivación real de comunicación nos esforzaremos en conocer la respuesta y el resultado será que habremos asimilado estas frases mucho mejor que si lleváramos a cabo una lectura pasiva de una situación que ha escrito otra persona.


martes, 14 de septiembre de 2010

Controvertida nueva versión televisiva del Sueño en el Pabellón Rojo

La nueva versión televisiva de Sueño en el Pabellón Rojo, el máximo exponente literario chino, ha generado gran controversia entre el público chino.

Los 50 capítulos de la serie se emiten en televisión nacional. Las críticas han llegado de todos los sectores aunque hay quienes defienden esta nueva propuesta. A pesar de todo, las cifras de audiencia están siendo bastante altas.

Existen actualmente más de 20 versiones televisivas de la serie, algunas reducidas, cómics y dibujos animados, manteniéndose aún muy vigente.

Una de las versiones para TV se ha convertido en un clásico en sí misma tras permanecer en la programación de forma continuada desde 1987. Las críticas a la propuesta actual vienen fundamentadas en las diferencias notables que tiene con la de 1987. R. Zhou, argumenta que el valor de una adaptación debería medirse contra el original, y no contra otra adaptación. Cada nueva interpretación y puesta en escena puede aportar cosas nuevas y de valor.

La directora de la nueva serie, Li Shaohong, es una profesional exitosa del cine chino, dotando de magia a su versión. La música extraña y la sucesión de secuencias a paso irregular ayudan a contextualizar la historia. Además reincorpora a la historia la connotación filosófica budista y taoísta, descartada anteriormente por considerarse superstición, así podemos ver a los monjes que ostentan un gran papel en el libro.

Los diálogos de Li son mucho más complejos que en las series anteriores, lo que ha generado cierta resistencia en el público acostumbrado a una línea argumental más simplificada. La situación se complica aún más debido a que se han mantenido partes del libro de manera textual, habiendo palabras que hoy en día han cambiado su significado. Algunos críticos afirman que es necesario haber terminado el colegio secundario para entender lo que los personajes dicen, y haber ido a la universidad para comprender la filosofía detrás de las palabras.

Lo que sí se ha considerado como un avance es el trabajo de caracterización con unos vestuarios reproducidos al detalle según la moda aristócrata del siglo XVIII. Las versiones anteriores recurrían a vestuarios mucho más simples por ser herederos de la época de la Revolución Cultural o sencillamente por falta de presupuesto. La prosperidad actual en este sentido ha permitido cambiar las cosas a mejor.

Entra las críticas más insistentes están aquellas dirigidas al maquillaje que incluye un tocado en el cabello al estilo de la ópera china para las mujeres aristócratas, dificultando distinguir a los personajes.



El casting ha sido otra fuente de controversias. En la serie de 1987 los personajes fueron seleccionados entre actores de todas las clases sociales alcanzando según todos los críticos un estilo muy fidedigno. En cambio en la nueva versión, se realizó un concurso televisado del que salieron los protagonistas.

Los expertos llevan debatiendo siglos acerca del significado oculto de una enorme porción del libro. La mayoría de las versiones han tenido que sacrificar muchos aspectos de la novela para la adaptación a la pantalla, resumiendo la historia entre los protagonistas como una especie de triángulo amoroso. Li Shaohong quiso llevar su interpretación de la obra más allá, quizá ofendiendo la sensibilidad de algunos espectadores.

Para bien o para mal, aunque la serie guste o no, siempre nos quedará el libro.

Según comenta el analista R. Zhou, existe un total acuerdo en que la obra original es la cúspide de la ficción literaria china. Habiendo sido traducida con el título de Sueño en el Pabellón Rojo o La Historia de la Roca, este clásico del siglo XVIII muestra un panorama de la sociedad china profundo y escasamente reflejado en la literatura de su tiempo. El estudio de esta obra es de tal magnitud que existe un campo concreto dedicado a esta labor llamado "Rosología" con sus expertos y abundante material escrito.

lunes, 6 de septiembre de 2010

Haikus de Mario Benedetti

El haiku es un estilo de poesía tradicional japonesa. Se trata de poemas breves, formados normalmente por tres versos de cinco, siete y cinco moras respectivamente.

Con la expansión de la cultura japonesa más allá de sus fronteras, poetas de todo el mundo abrazaron esta bella forma de expresar eventos de la naturaleza influidos por el zen y lo trascendente.




La poesía
dice honduras que a veces
la prosa calla


*

los que caminan
sobre ríos de vino
a veces flotan


*

puedro morirme
mas no acepto que muera
la humanidad


*

si hubiera dios
nadie le rezaría
por no aburrirle


*

vuando la pena
proviene del candor
puede ser dulce


*

dame cobijo
con toda la ternuna
que te he prestado



martes, 31 de agosto de 2010

Beijing aumenta el salario mínimo

trabajadoreschinosEl gobierno de la Ciudad de Beijing ha anunciado un aumento del salario mínimo de un 20% en septiembre de 2010. Se busca equipararse al aumento del coste del cesto de la compra. A pesar de estar lejos de lo que muchos consideran un ingreso con el que tener unas mínimas condiciones de vida, el salario mínimo aumenta de 800 a 960 yuanes. (unos 83 euros)

Para los extranjeros que viven en Beijing, la inflación sumada a la apreciación del yuan que se espera a lo largo de este año, significará un mayor coste de vida.

Según las declaraciones de muchos expatriados que viven en grandes ciudades como Beijing o Shanghái, los precios de toda la gama de productos y servicios ha aumentado y se espera que lo hagan aún más.

La motivación de la subida es variada: ha habido subidas en otras provincias, el Gobierno lo ha ordenado, existe una demanda de trabajadores en aumento y las huelgas del sur de China. Empresas de Zhejiang y Shandong buscan ahora mismo mano de obra cualificada sin éxito.

Más de 20 provincias y ciudades están planeando incrementar los salarios a lo largo de 2010 según el periódico China Daily, en un rango que va desde el 33% en Hebei hasta un 17% en Shanghái.

Muchos analistas auguran un aumento de la inflación al haber un mayor poder adquisitivo de la inmensa base trabajadora del país, lo que redundaría en una pérdida de competitividad a la hora de exportar, punto fuerte de la economía china.

Películas chinas en el festival de Venecia 2010

Festival de Venecia - Películas de Cine ChinoEste año participarán nombres como John Woo, Tsui Hark, Stanley Kwan, Andrew Lau y los hermanos Pang.

La 67ª muestra del Festival de Venecia se realizará entre el 1º y el 11 de septiembre de 2010 en Lido, Venecia.

Este año el León de Oro a la trayectoria será entregado al director de leyendas de las artes marciales, John Woo.


En concurso

HARK TSUI - DI RENJIE ZHI TONGTIAN DIGUO (DETECTIVE DEE AND THE MYSTERY OF PHANTOM FLAME)
China, 122'
Andy Lau, Carina Lau, Li Bingbing, Tony Leung, Ka Fai 
(Todas las fotos gentileza de http://www.cinaoggi.it)

titleWENHAI HUANG - XIFANG QU CI BU YUAN (RECONSTRUCTING FAITH)
China, 78'
(documental)
Master Liao Guo, Master Shao Yun




title_2WENHAI HUANG - QIAO (CRUST)
China, 13'
(documental)





titleCLARA LAW - CHI DI (RED EARTH)
China - Hong Kong, Australia, 21'
Daniel Wu




XUN SUN - 21 KE (21 GRAMS)
China, 29'
(animación)


Fuera de Concurso

titleSTANLEY KWAN - YONGXIN TIAO (SHOWTIME)
China, 100'
Carina Lau, Hu Jun, Tony Leung Ka-Fai, Huang Lei


.


titleANDREW LAU - JINGWU FENGYUN – CHEN ZHEN (LEGEND OF THE FIST: THE RETURN OF CHEN ZHEN) [Noche de Apertura] (TRAILER)
China – Hong Kong, 113'
Donnie Yen, Shu Qi, Anthony Wong, Huang Bo





titleOXIDE PANG, DANNY PANG - TUNGNGAAN 3D (THE CHILD’S EYE 3D) (TRAILER)
China-Hong Kong, 100'
Rainie Yang, Elanne Kwong, Shawn Yue





title JOHN WOO, SU CHAO-PIN - JIANYU (REIGN OF ASSASSINS) [León de Oro a la Trayectoria 2010] (TRAILER)
China, Taiwan, China–Hong Kong, 117'
Michelle Yeoh, Jung Woo Sung, Wang Xueqi, Barbie Hsu, Kelly Lin




titleYUAN ZHANG - TAIKONG XIA 3D (SPACE GUY)
China, 11'
(animación)




lunes, 30 de agosto de 2010

Nuevo tren de alta velocidad Shanghái – Chengdu

Alta_velocidad_chinoEsta nueva línea de alta velocidad comenzará a funcionar este mes. Lo que permitirá al viajero alcanzar la provincia de Sichuan y el límite del Tíbet.

El trayecto entre las dos ciudades pasará de ser un viaje interminable de 40 horas a ser de "sólo" 9 horas.

Si bien las obras estaban pensadas para finalizar en 2011 el trabajo se ha adelantado permitiendo la inauguración a fines de agosto de 2010.

El trayecto de 2.078 km Shanghái – Wuhan – Chengdu representa la vía férrea de alta velocidad más larga en dirección este – oeste que cruza el país. Se espera que eventualmente estas líneas rápidas recorran todo el país.

Si estás interesado en conocer las tarifas e itinerarios completos puedes hacerlo en la web de trenes de China.



Trabajar de plañidera en China

Lloronas profesionales en Chongqing y Chengdu

A principios de Julio de 2010, The Beijign News presentó la historia de algunas plañideras profesionales, actores y actrices que cobran por rendir homenaje y hacer oír sus lamentos ante el difunto mediante canciones angustiosas.

Teléfono móvil (手机), un drama televisado a principios de este año, presentaba a Lu Zhixin, quien trabajaba como llorona.

Aprovechando la curiosidad despertada por el programa, distintos periódicos de Chongqing y Chengdu salieron a la búsqueda de profesionales en este campo.

Las tristezas y alegrías de una llorona profesional

Uno puede hacer una buena cantidad de dinero llorando para otros. La profesión ha llamado la atención del público recientemente gracias al personaje de Lu Zhixin, una llorona profesional, en la popular serie de televisión Teléfono Móvil.

Las lloronas son en realidad parte de una antigua profesión que hoy día mantiene un perfil bajo debido a sus singulares características. En Chongqing y Chengdu, las plañideras y sus grupos especiales, a lo largo de la última década se han convertido en profesionales dentro de un sector competitivo.

Hay estudios que indican que quienes se dedican a esta profesión son en su mayoría trabajadores que se han quedado sin empleo.

 Hu Xinglian tiene 52 años, su trabajo es el de llorona profesional.

plañidera en chinaLa tradición funeraria de los lamentos estructurados es muy antigua. Textos del pasado muestran que estos profesionales comenzaron a prestar sus servicios durante tiempos de la dinastía Han, convirtiéndose en algo común durante las dinastías del norte y del sur. Durante la Revolución Cultural, este oficio fue considerado como un veneno feudal y silenciado. Con la reforma volvió a surgir en determinadas áreas.

Para Hu, su profesión es la de actriz, y sólo una buena representación merece ser reconocida. Además de la plañidera principal existe una banda que la acompaña. Esta banda suele actuar en bodas y funerales, constan de entre 4 y 10 miembros, llegando a incluirse teclados, batería, trompeta y saxofón.

En Chongqing, el rito de llanto funerario se llama "cantar el banban" (唱板板; banban es el nombre coloquial para los funerales a puertas abiertas en Chongqing) Según estima Hu, en la ciudad hay erca de 2000 bandas dedicadas a lo mismo, todas con su llorona.

La actuación

Durante el homenaje, a veces grita "papá" o "mamá" para crear una atmósfera de melancolía en la familia.

Durante la mañana del 7 de Julio de 2010, se desarrolla un funeral en el pequeño poblado de Baiyun, distrito de Jiangbei, Chongqing. A las 19, Hu y su banda llegan al funeral.

Antes de que dé comienzo la ceremonia, le pregunta a la familia la situación, se maquilla y se pone sus vestiduras blancas (color del luto en China). A las 19:30, Hu llama a la familia al salón donde se encuentra el cadáver y comienza a leer el homenaje. La fórmula habitual es contar lo trabajador y querido que era el difunto, además de señalar cuánto amaba a sus hijos.

El homenaje requiere un tono apenado, con una cadencia rítmica. Tras gritar "mamá" o "papá", Hu comienza a llorar y se arrodilla ante el ataúd.

Tras el homenaje viene el llanto, una canción interpretada con la voz quebrada y acompañada de música funeraria. Se busca crear una atmósfera que permita a la familia expulsar su tristeza mediante las lágrimas.
Hu afirma que en el campo, se dedica más tiempo al llanto. En grabaciones de vídeo, puede ser vista sollozando con los ojos cubiertos, a veces arrastrándose varios metros por el suelo hacia el ataúd mientras llora desconsolada. Esto nunca falla a la hora de conmover a la familia.

Tras el llanto, la segunda parte de la actuación funeraria comienza. Hu afirma que el comienzo es triste pero la segunda parte acaba de manera feliz. Una vez que la tristeza se ha purgado con lágrimas, entonces la familia puede temporalmente olvidar la pena mediante canciones.

Ingresos

Cuando la interpretación acaba, la banda recibe propinas.

La tarifa suele ser entre 200 y 800 Yuanes por actuación, a dividir entre los miembros del grupo.

Trabajar en chinaHu explica que la industria de la muerte ha crecido, hay tiendas que venden productos relacionados con los funerales, transformándose en intermediarios entre la familia y a las bandas. La mayor parte de las actuaciones llegan a través de estas agencias.

Además de la tarifa oficial, en Chengdu la llorona suele recibir sobres rojos con dinero por parte de la familia. En Chongqing recibe un ramo de flores dentro del cual hay también dinero.

Zhu Yili, quien elaboró un documental sobre las plañideras profesionales, explica que la mayoría de quienes ofician esta actividad ganan alrededor de 700 u 800 yuanes al mes.

Tras finalizar el funeral, la banda toca canciones a pedido del público, se cambian la ropa por otra con motivos florales. Cada canción cuesta 20 yuanes, para muchos grupos, esta sección es la que hace viable económicamente la actuación.

Hu Jinliang explica que la actuación es agotadora tanto física como mentalmente. "Cuando actúo" dice, "mis manos y pies tiemblan, mi corazón duele, y mis ojos se nublan. Para una llorona, sollozar cubriéndose la cara y arrodillarse son técnicas que aumentan el efecto de la actuación".

Muchas lloronas se rehúsan a cantar "llorando por Papá" (哭爹), incluso si la familia ofrece 1000 yuanes, porque la canción se interpreta asumiendo que el difunto es su propio padre. Hu afirma que ella no es supersticiosa y la canta.

Según esta profesional, debido a la transición entre secciones de gran intensidad, las lloronas pueden cometer errores. Por ejemplo, si la letra de la canción "La pareja puede entrar al salón funerario" se interpretara por error en una boda, seguramente no se cobraría el caché del grupo y se arriesgarían a recibir una paliza.

Fuentes:• The Beijing News (Chinese): The Joys and Sorrows of a Professional Wailer, Part I, Part II• West China Metropolis Daily via Sina (Chinese): Female Lu Zhixin in Chengdu: wailing brings "filial results"• City Life (渝州服务导报) via QQ (Chinese): Chongqing's "Lu Zhixin": the secrets of local professional wailers

El artículo en el Beijing News agrupa muchas de las historias de estos individuos presentando una visión global sobre el gremio de los actores profesionales de funerales.


jueves, 26 de agosto de 2010

Pianista chino lisiado toca con los pies

Inspirador artículo que está circulando en China en estos momentos. Un chico chino que ha dejado impresionado al público y a los televidentes del programa "China tiene talento" equivalente al "Tú sí que vales" español. La peculiaridad de este concursante es que no tiene brazos y toca el piano con los pies. Gran historia de superación (subtitulado en inglés)